Entrevistamos a Coe Junior. Percusionista

Entrevistamos a Coe Junior. Percusionista

*A la izquierda de la imagen Alain Pérez, a la derecha Coe Júnior

Coe Junior, no hay mejor definición de lo que significa ser un rumbero catalán, si no ojo al dato.

  1. Trece años.
  2. Su bisabuelo: el Tío Huesos, palmero de Peret y de Chacho, el primero en introducir el bongo en la rumba. A su lado yo debuté en la primera división de la rumba a los catorce años.
  3. Su abuelo: el Petitet, sobran las palabras.  Con él formé mi primer grupo, Los Calós, a los ocho años.
  4. Su abuela: la Nuri, corista y bailarina de Peret.
  5. Su madre: la Quisi, que a los siete años debutó bailando en el Velódromo de Horta con Las Estrellas de la Rumba, la mayor formación rumbera de la historia dirigida por Peret.
  6. Su tía: la Tía Pepi, que a los doce años ya actuaba en la bodega Apolo de Barcelona.
  7. Su padre: Coe, excelente pianista y de los primeros jóvenes en introducirse en la informática musical, soberbio arreglista.

Finalmente todo ese ADN acaba manifestándose en Coe Junior, heredero con nombre propio de una larga saga familiar que atesora toda una cultura musical única. 

Mi primera pregunta, no por obvia deja de ser necesaria para romper el hielo. ¿Por qué decides ser rumbero? Su respuesta fue también obvia, todo lo que le rodeó en su ambiente familiar, desde que tenía uso de razón, era rumba. Lo vivía día a día en casa y le llamaba desde muy pequeño.

¿Tus compañeros de quinta comparten tu sentimiento con la rumba? Me contesta que hay de todo, hay muchas músicas que suenan hoy día que atraen a la juventud como el Reguetón, el Trap, la Salsa, y ni él mismo se excluye, también escucha las músicas más contemporáneas a su generación, pero me avisa, “cuando estamos de juerga cuatro amigos siempre terminamos cantando rumbas de los yayus rumberos, ¡será que nos llaman nuestras las raíces!”.

También me confiesa que, al igual que mi ya vieja generación tuvo una fuerte influencia de la Salsa, él también escucha y estudia mucha Salsa, y que su base musical es incluso más salsera que rumbera.

“Una de mis primera influencias primeras fue Guaco, un grupo venezolano que musicalmente van muy pasados de vueltas, también Giovanni Hidalgo uno de los mejores percusionistas puertorriqueños, toda una institución, Changuito, … (empieza a enumera aquí a los mejores percusionistas de todos los tiempos hasta llegar a …), y evidentemente mi padre ha tenido mucho que ver, porque musicalmente tiene una mentalidad muy abierta y técnicamente ha sido una gran ayuda para mí, no solo he aprendido a tocar con él, también a grabar y sacar el máximo partido en una grabación, que es algo muy importante”.

Continúo halagándole justamente: A tu edad tienes que estar orgulloso de que grandes figuras sigan tu trabajo en las redes, entre ellos Alejandro Sanz, Ketama, Niña Pastori, Chavoli, he incluso el mismo Giovanni Hidalgo, sin dejarnos a Alain Pérez, quien te invitó a tocar con él en uno de sus conciertos. Estás apuntando muy alto, yo mismo he compartido escenario contigo y sé de lo que hablo. ¿Cómo te planteas el futuro?

“Lo primero que tengo que hacer es planificarme un poco más mis preferencias y mis obligaciones. Estudiar la música es muy importante para mí, continúo aprendiendo y practicando técnica, día a día, estudio a los grandes maestros en sus redes sociales”.

A pesar de su juventud, Coe Jr tiene la humildad por bandera y tras explicarme sus intenciones de futuro, lo siguiente fue acordarse de todos los que le han dado una oportunidad o le han dado un pequeño consejo, desde Alain Pérez a Compota de Mañana. También nos recuerda el consejo de su abuelo Petitet para no cometer errores de juventud y dejarse llevar por la vida de la noche que tanto arrastra a los que en ella trabajan.

A la típica pregunta mía, sobre cómo ve una figura joven como Coe Jr el futuro de la rumba catalana, me obliga a interpretar una elegante evasiva, “esto de las entrevistas con el tete me ha gustado mucho, por lo que me guardaré la respuesta a esta pregunta para otro día y así seguimos con la conversación y aprovecho y te hago yo alguna pregunta también”.

Yo tengo algo claro de su evasiva, y es que aunque el cielo esté oscuro para los rumberos, figuras como la de Coe Jr nos demuestra que todo el patrimonio musical que se viene fraguando desde mediados del pasado siglo pasado por los gitanos de Barcelona sigue muy vivo en jóvenes como él. Y precisamente de jóvenes como él dependerá el futuro de la rumba. Puede que hoy Coe no me haya contestado, pero deberá ser él y otros de su generación los que escriban la respuesta a esa pregunta a lo largo de sus carreras.  

¡Que la rumba os acompañe!

 

Sobre el autor

Leave a Reply