Hermann Höllenreiner, superviviente del genocidio gitano

Hermann Höllenreiner, superviviente del genocidio gitano

Hermann Mano Hollenreiner, Sinto aleman. Nacido en 1933 en Hagen, Alemania de padre Romaní y madre Judía.

→ Romani Zor (fuerza romaní)

 

¿Cuánto tiempo hace que da su testimonio?

Hace 13 años que pude romper mi silencio y hablar de ello, tan solo 13 años…

 

¿Quién o qué le motivó a ello?

Mi primo Hugo Hollenreiner me influyo a que empezara a contar mis vivencias en público.

 

Usted estuvo en más de un campamento, 3 para ser exactos Sachsenhausen, Ravensbruck y en uno de los más terribles como en el de Auswitch-Birkenau. Existen algunos datos de este último sobre una revuelta en el sector BII, en los barracones de los gitanos la mañana del 16 de mayo de 1944…

Sí, la noche anterior un grupo de la resistencia alertó sobre las intenciones de las SS para todos nosotros, para todos los Rroma y Sinti. Recuerdo que los hombres se armaron con las herramientas de trabajo que encontraron en los barracones, recuerdo las mujeres gritando, los niños, todos nos enfrentamos a las SS; hombres, mujeres y niños. Los hombres dijeron que no saldríamos de allí, que entrasen ellos a sacarnos… eso evitó la masacre que planeaban ese día. Tiempo después deportaron a los gitanos que estaban aún en condiciones físicas de trabajar a otros campos de concentración, también a mí, al de Ravensbrùck, después al de Sachsenhausen.

 

El Holocausto ha querido ser olvidado por tantos Rrom y Sinti…

Las vivencias fueron tan duras que es muy difícil mantenerlas en el olvido, pienso que es legítimo hablar sobre lo que pasó, debe saberse.

 

También los gobiernos han contribuido a ello, hemos sido un pueblo masacrado doblemente   sin reconocimiento, alimentando el olvido, el silencio.

Creo que es necesaria la reflexión desde la propia comunidad gitana, es fundamental abandonar una posición subordinada, hay que difundir nuestra historia y acceder a puestos de trabajo en todas las instituciones. Es la forma de incidir desde dentro. La comunidad debe estudiar, ser abogados, profesores, doctores…

 

Cuando habla del pasado automáticamente lo conecta al presente, ¿siente que estamos en peligro?

Es importante combatir el Antigitanismo, el auge de grupos y partidos políticos de la extrema derecha de los neonazis y que sus acciones y discurso no queden impunes ante la ley. Es muy peligroso. Nadie pensábamos que algo como aquello podía sucedernos, ¡mi padre y mis tíos eran oficiales del ejército y combatieron en la 1a guerra mundial defendiendo Alemania! Todo lo que pasó no puede volver a repetirse.

Mientras hacia la entrevista pienso en una persona como él, tan solo con 10 años fue deportado junto a su familia, estuvo en tres campos, en Auschwitz uno de los más duros y terribles, víctima de los experimentos del doctor Josef Mengele, donde solo había muerte, miradas perdidas, el aliento casi inexistente, imperceptible, sólo miedo y sin espacio a la esperanza…

Pero aquí está, le tengo frente a mí, después de tanto dolor, sufrimiento, pérdidas, injusticia, caminó en una de las marchas de la muerte durante una evacuación del campo de Sachsenhausen … ¡y sobrevivió a todo! ¡Tengo ante mí a un súper héroe! ¡Existen son reales y también son gitanos!

 

¿Por qué buscamos súper héroes de ficción!? ¡Llegaron tarde!! ¡Ellos no estuvieron allí!

 

Pero una cosa cierta y probada es la persona que está sentada junto a mí, el posee el coraje, la nobleza y la humildad. Dedica su tiempo a combatir el monstruo del racismo, rechaza toda injusticia, solidario con las causas nobles, sensible ante la situación actual del creciente antigitanismo, yendo allí donde se le llama.

De mirada profunda, parece estar viendo aquello que nadie puede ver, posee la fuerza de la vida, ¡el Gran Mano! ¡Él es mi súper héroe!

Durante nuestro paseo matinal del día siguiente a la conferencia, pude observar como la dureza vivida no le arrebató el entusiasmo en los pequeños detalles, curioso con todo cuanto sucede a su alrededor, disfrutando de las melodías de los músicos del barrio gótico, de las pequeñas tiendas de artesanía y siempre acompañado de su inseparable y magnifica esposa, no puedo dejar de emocionarme ante la presencia de ambos. Irradian belleza, amor, comprensión…

Casi sin darnos cuenta aparecimos en la Plaça de Sant Felip Neri, mientras les explicamos la historia trágica del lugar veo el dolor en sus ojos, siento como su empatía le permite transportarse al lugar de los hechos, solo aquél que ha sufrido tanto puede sentir. Le hice una foto junto a la pared con las marcas de la metralla del bombardeo y al mirar por el objetivo de la cámara un escalofrió me estremeció, Mano y el muro de piedra se fusionaban en una sola imagen, cicatrices y la fuerza indestructible.

 

Sobre el autor

Seo Cizmic Seo Cizmic
Encara no disposem de la informació.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies