Tras el esfuerzo de estudiar siempre llega la recompensa

Tras el esfuerzo de estudiar siempre llega la recompensa

Daniel Martínez Heredia tiene 33 años y fue el primer gitano del barrio de La Mina en conseguir una titulación universitaria, criminología. Ahora trabaja como director del Casal Cívic de Sant Adrià del Besós, uno de los recursos sociales y culturales más significativos de su barrio.

Conocer gitanos con estudios universitarios no es nada sencillo, y aún menos en barrios marcados por la exclusión social como es el caso de La Mina. Daniel Martínez Heredia fue el primer gitano en romper esa barrera y abrir el camino a otros gitanos del barrio que han seguido sus pasos. “Estaba muy decidido, en ningún momento me paré a pensar en las dificultades, las vivía día a día e intentaba superarlas. Cuando me di cuenta que era el primer gitano del barrio de La Mina que había llegado a titularse en la universidad, no lo viví como un éxito propio, más bien fue un éxito de mis padres, fue un éxito de mi abuela, y fue un éxito para el barrio, porque nosotros (los gitanos) podemos llegar donde queramos.»

Daniel en todo momento enfatiza la importancia que tuvieron sus padres y su abuela para tomar la decisión de estudiar. “Yo siempre digo que soy fruto de las cosas que rompió mi abuela y las cosas que rompieron mis padres. Yo no decido estudiar así porque sí. Mi abuela nos hizo ver la importancia de saber leer y escribir porque ella no sabía”.

“Mi padre siempre nos dijo que estudiásemos para que el día de mañana fuéramos mejor él. Recuerdo acompañar a mi padre con cuatro años de edad a su trabajo en los veranos. Trabajaba repartiendo pollos doce horas al día.  No nos llevaba al trabajo para que aprendiéramos ese oficio, sino para que viéramos lo difícil que era ganarse el salario, y transmitirnos que era mucho mejor estudiar y dedicarnos a lo que nos gustaba que no tener que levantarnos a las cuatro de la mañana a repartir pollos, que era un trabajo muy digno, pero que realmente no le gustaba”.

Daniel también nos cuenta que aunque tuviera el apoyo de sus padres, también hubo gente que no comprendió su decisión o que dudaron de él. “Recuerdo a los profesores, me señalaban porque veían que yo podía estudiar si quería, pero siempre existía un interrogante. Incluso hasta el último momento desconfiaron de mí por miedo a que abandonara los estudios”.

“Entre mis primos, también sentí lo típico de ¿para qué va a estudiar? ¿dónde quiere llegar? Percibían que estudiar era una inversión demasiado grande y que a lo mejor no iba a llegar a tener éxito, o que me pudiera llevar una gran frustración al intentar romper barreras que a día de hoy siguen siendo complicadas”.

“El éxito es la libertad de elección”

Recientemente, y mediante una acción afirmativa del Plan Integral del Pueblo Gitano (PIPG) de la Generalitat de Cataluña, Daniel ha conseguido la plaza de responsable del Casal Cívico de su barrio, un casal que da cobertura a diferentes entidades y proyectos del barrio de La Mina. “Para mí es una oportunidad única, por muchos motivos. En primer lugar porque se trata de un edificio que siempre he visto desde fuera, lo veo desde la calle en que he nacido. Anteriormente ya trabajé como monitor unos meses, pude conocer el Casal desde dentro, a las personas que trabajaban aquí y a los proyectos que se desarrollaban. También es interesante para mí poder gestionar un espacio que tiene que ser representativo de la sociedad y del barrio. Y en tercer lugar es importante porque ahora podemos trasladar el mensaje al barrio que tras el esfuerzo que supone estudiar, tras el esfuerzo que, por ejemplo, hizo mi familia, al final siempre llega la recompensa.

La mayor ambición de Daniel en su nuevo trabajo es conseguir ayudar a romper barreras a otros gitanos y gitanas del barrio. “Creo que la educación es un sistema de empoderamiento para toda la sociedad. Una persona tiene diferentes fases para lograr el éxito en su vida. Para mí el éxito no está en llegar a la universidad, ni en llegar al puesto más alto. El éxito es la libertad de elección. Yo considero que he tenido éxito en mi vida porque he hecho lo que he querido, aunque me haya costado. Y el éxito lo vivo no para mí, sino para mis hijos, ellos ya no tienen barreras, no tienen límites, no tienen nadie que les diga que no van a poder llegar a ningún sitio, el día de mañana ellos podrán ser lo que ellos quieran”.

“Tenemos que romper barreras y preguntarle a los niños qué quieren ser de mayores”

“Los gitanos, a menudo, estamos sometidos a barreras mentales que nosotros mismos hemos interiorizado, barreras que hacen que no nos planteemos determinadas metas porque creemos que no lo vamos a conseguir y optemos por otros recursos más fáciles. Nos encontramos con límites en nuestro entorno, pensamos que si salimos de nuestro barrio o de nuestro círculo familiar nos encontraremos en un sitio extraño. Siempre estamos sometidos a esos miedos, que son ciertos, pero realmente lo importante es conseguir quitarse esa barrera mental”.

Para romper esas barreras, Daniel propone implicar a las familias para que los niños crean en sus posibilidades y puedan llegar a ser lo que ellos elijan en su vida. “Empoderar a los jóvenes, empoderar a los niños, implicar a las familias en que es posible, en que es necesario que sus hijos sean libres. Si un niño decide dedicarse al mercadillo, decide ser mecánico, decide ser peluquero, o decide ser presidente de la Generalitat, creo que es un éxito siempre que parta de la libertad. Tenemos que preguntar a nuestros niños qué quieren ser en la vida. Eso sería un punto clave en el éxito de nuestro pueblo. Dejemos a nuestros niños que ellos decidan lo qué quieren ser, porque con la voluntad que los gitanos le ponemos a las cosas, realmente van a ser los mejores en su disciplina. Que tengamos al mejor peluquero, que tengamos al mejor mecánico, que tengamos al mejor presidente de la Generalitat es posible, simplemente con vocación. Nuestro pueblo venimos de ser los mejores tratantes de bestias, los mejores artesanos con el mimbre, los mejores en la venta ambulante. Todo eso es posible, pero desde el punto de vista de la libertad. Pero tenemos que romper barreras y preguntarle a los niños qué quieren ser de mayores y hacer que se sientan acompañados”.

“Si no vemos el éxito laboral de los gitanos que se han formado, difícilmente veremos a otros gitanos que quieran formarse”

Daniel también colabora con el Plan Integral del Pueblo Gitano en Cataluña y destaca el trabajo que se está haciendo y reivindica su continuidad. “Personalmente resaltaría dos ámbitos de trabajo que son muy importantes. Uno es la formación, que creo  imprescindible, y el segundo es la inserción en el mundo laboral. Ahora se están dando pasos para facilitar el acceso a puestos de trabajo dentro de la administración basándose en criterios de igualdad de oportunidades, y creo que eso también debe conseguirse en el ámbito privado. Si no vemos el éxito laboral de los gitanos que se han formado, difícilmente veremos a otros gitanos que quieran formarse”.

Respecto al Plan Integral, Daniel también opina que hace falta más implicación del pueblo gitano. “Hace falta una mayor implicación por parte nuestra. El pueblo gitano estamos acostumbrados al asistencialismo y lo que nos hace falta es empoderamiento. El empoderamiento implica responsabilidad, y eso hace que muchas veces prefiramos el asistencialismo. Es hora de que utilicemos el Plan Integral para decir la nuestra, que colaboremos porque el Plan Integral está para beneficio del pueblo gitano y, como tal, estamos obligados a colaborar”.

Sobre el autor

Pedro Casermeiro Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies