Un 8 de abril en recuerdo y homenaje a Juana Fernández y Rafael Perona

Un 8 de abril en recuerdo y homenaje a Juana Fernández y Rafael Perona

El día 8 de abril siempre es un día especial. Es un día especial, porque como ya sabréis, se conmemora el Día Internacional del Pueblo Gitano. Un día en que todos los gitanos, sean de donde sean, salen a las calles de sus ciudades o pueblos con el espíritu de celebrar que aquel es su día.

Pero, a pesar de ser siempre un día muy importante, este 8 de abril del año 2022 ha sido más especial, más emotivo que otros años, si cabe. Aprovechando esta fecha tan especial para nosotros, se llevaron a cabo dos actos que la pandemia y sus consecuencias nos habían negado hasta el momento.

El día 7 de abril, el Consejo Municipal del Pueblo Gitano de Barcelona realizaba, en el cementerio de Montjuic, una ofrenda floral por su Juana. Gitana activista, luchadora, madre de – prácticamente – todo el movimiento asociativo en Cataluña, miembro y fundadora del Consejo Municipal del Pueblo Gitano y fundadora de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña (FAGiC), entre otras muchas cosas.

Un espíritu incansable y alegre que nos dejó a comienzos del año pasado, pero que acompañará por siempre jamás al movimiento asociativo gitano en Cataluña.

Este acto surgió de su gente, de los jóvenes de su barrio que, según comenta Mercedes Gómez Cortés, actual presidenta de Lachó Baji Calí y compañera inseparable de Juana durando toda su dedicación al servicio del Pueblo Gitano, hicieron la propuesta de la siguiente manera: “Mercedes, no es un buen momento para hacerle un homenaje a la tita Juana?”

Con ese aprecio, también de los más jóvenes, se impulsaba un acto que todas y todos apoyamos. Porque se lo merecía, porque el aprecio con aprecio se demuestra.

Y este acto, ya sería suficiente para hacer del 8 de abril de 2022 un día diferente, especial, emotivo… Pero además, otro acto en Sant Adrià de Besòs, concretamente en el barrio de La Mina, añadiría todavía más emotividad a nuestro día.

Y es que el día 8 de abril de 2022 pasará a la historia del barrio de la Mina como el día en que se inauguró la calle Rafael Perona Cortés.

Sí, una calle con el nombre de en Rafael Perona, un hombre que presidió durante décadas el Centro Cultural Gitano de La Mina, que lideró el movimiento asociativo gitano en Cataluña, activista incansable por los Derechos Humanos, que siempre estuvo junto a su gente.

El acto, que se llevó a cabo después de la tradicional ceremonia del río, en su barrio, en presencia de toda su familia, amigos, autoridades de la Generalitat y del Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs, representantes de las entidades del barrio y de las entidades gitanas de Cataluña, de vecinos y vecinas… Todo el mundo quería estar presente en este ‘acto’. Porque Rafael se lo merecía, y porque como he dicho antes, ‘el aprecio con aprecio se demuestra’.

Antes de inaugurar la calle con su nombre, diferentes personalidades tuvieron unas palabras para la familia y, para finalizar el acto, su hijo Rafael Perona Castillo hizo un discurso huyendo de la lectura fría de un discurso preparado, “no era el momento”, decía antes de empezar su discurso.

Un discurso lleno de emotividad y sentimiento, recordando la lucha incansable de su padre que llegó al corazón de todos los que estábamos presentes.

Y es por todo lo mencionado que este 8 de abril no ha sido un 8 de abril más. Ha sido un día cargado de recuerdos, sentimientos y esperanza. La esperanza de continuar luchando en la carrera de aquellos que la empezaron y nos han dado el relevo.

Por los que fueron, por los que somos, por los que serán… Opre Rroma!

Sobre el autor

Leave a Reply