La mediación comunitaria, una herramienta que se muestra cada vez más útil con la mejora social de la población gitana

La mediación comunitaria, una herramienta que se muestra cada vez más útil con la mejora social de la población gitana

El pasado jueves 7 de octubre, el Plan Integral del Pueblo Gitano organizó sus segundas jornadas de mediación comunitaria y gestión de conflictos bajo el título ‘La mediación y gestión de conflictos: Retos y oportunidades en tiempos de pandemia y de futuro’.

Las primeras jornadas se realizaron hace apenas dos años, y esta segunda edición se esperaba con ganas por parte de muchos profesionales y estudiantes de este ámbito, no en vano participaron cerca de 80 personas en un acto que se desarrolló de manera online.

La jornada de mediación y gestión de conflictos se centró en la valoración del trabajo realizado por los propios profesionales del servicio de mediación del Plan Integral del Pueblo Gitano (PIPG) en estos últimos dos años marcados por el contexto de pandemia. Además, el acto sirvió como clausura de la quinta edición del curso de mediación aplicada al Pueblo Gitano que el PIPG organiza conjuntamente con la Universitat de Girona.

La inauguración del acto corrió a cargo de Cesca Domènech, directora general de Acció Cívica i Comunitària del Departament de Drets Socials, y de Ramón Vílchez, responsable del Programa d’Innovació Social y del Poble Gitano. Domènech felicitó y animó a todos los que realizan el curso de mediación y gestión de conflictos y reafirmó la apuesta firme del departamento para trabajar con el Pueblo Gitano con iniciativas como esta formación.

A su vez, Vílchez enfatizó la tarea que realizan los mediadores comunitarios con el Pueblo Gitano y la importancia que este trabajo está ganando con el tiempo, en parte, por su mayor grado de profesionalización y por la formación que desarrollan con el propio Plan Integral, la cual les ofrece las herramientas necesarias para dar respuesta a los diferentes conflictos comunitarios a los que hacen frente en su actividad profesional.

A continuación tuvo lugar una mesa de debate donde se abordaron diferentes aspectos de la actualidad del servicio de mediación cívico-comunitaria que se encuentra enmarcado dentro del Plan Integral. La capacidad de respuesta a las diferentes demandas surgidas durante el tiempo de pandemia, la valoración del servicio, las herramientas y recursos disponibles para la mediación y las expectativas que tienen los profesionales del servicio de mediación del PIPG fueron los principales asuntos tratados.

En la mesa de debate participaron profesionales de los servicios de mediación del Plan Integral del Pueblo Gitano que trabajan integrados dentro de diferentes servicios municipales. La Sonakay Rozas, del Consell Comarcal de la Noguera, Sonsoles Platas, del Ayuntamiento de Terrassa, Ángel Jiménez, del servicio de mediación cívico-comunitaria del Pueblo Gitano, María Alegría, del Ayuntamiento de Amposta, Pamela Massagué, del Ayuntamiento de Tarragona, Sergi Fernández, del servicio de mediación deportiva de Sabadell, Nieves Borrell, del servicio de mediación comunitaria en Figueres y Salt, y Andrea Fernández y Aida Marzo, del servicio de apoyo al desarrollo comunitario del barrio Ca n’Espinós de Gavà, fueron las encargadas de compartir sus reflexiones.

Uno de los aspectos más destacados por las diferentes profesionales fue la gran carga de trabajo que fueron capaces de realizar, con sus compañeros de equipo, para dar respuesta a las diferentes emergencias sociales surgidas durante los meses de confinamiento domiciliario. Entre sus principales actuaciones en aquellos meses se encontraba facilitar recursos económicos y para la alimentación o facilitar información exacta sobre la COVID y sobre las medidas preventivas.

Muchas de las mediadoras resaltaron el papel de contención emocional que realizaron a distancia, por teléfono, con muchas familias, puesto que la soledad que afrontaban muchas personas hospitalizadas generaba una gran angustia y desorientación entre sus familiares, una situación muy difícil de comprender entre la población gitana acostumbrada a estar cerca de los suyos en momentos tan difíciles.

Durante estos últimos años y derivado de la precarización económica y social de muchas familias, las demandas de atención que llegan a los mediadores y mediadoras no han hecho más que crecer y, el carácter de proximidad de un servicio con profesionales gitanos y gitanas y dirigido a la población gitana, ha hecho que el horario laboral de los mediadores y mediadoras haya prácticamente desaparecido para atender peticiones los 365 días del año.

Pero todo y el aumento de demandas y la urgencia de las mismas, el equipo profesional del servicio de mediación está muy contento porque ha estado a la altura de la situación. También destacan la calidad del trabajo en red realizado porque ha facilitado la circulación de información entre diferentes servicios y diferentes municipios, de forma que la actualización de todos los mediadores y mediadoras era constante en un momento en que cualquier información quedaba obsoleta con rapidez.

El equipo también destaca la capacidad que han mostrado las diferentes comunidades gitanas de cada municipio demostrando una gran resiliencia y capacidad de adaptación a unas circunstancias tan dramáticas como las vividas durante la pandemia con el apoyo de los diferentes servicios públicos que tenían a su alrededor.

Justo después de la mesa de debate tuvo lugar un momento para la innovación en el aprendizaje en línea, y es que los participantes de la jornada pudieron jugar en grupo a un juego en línea en qué tenían que poner a pruebas sus habilidades para la mediación y resolución de conflictos en un pueblo imaginario.

Para finalizar la jornada, el Plan Integral del Pueblo Gitano clausuró oficialmente el quinto ‘Curso de Especialización en Gestión de Conflictos Públicos, Mediación Comunitaria y Familiar y del Pueblo Gitano’ haciendo entrega de los diplomas a los alumnos que superaron con éxito la formación.

Sobre el autor

Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply