Gitanos y gitanas de toda España exigen justicia para Eleazar García

Gitanos y gitanas de toda España exigen justicia para Eleazar García

Ciudades como Gijón, Barcelona y Madrid han sido el escenario de diferentes concentraciones en la que personas gitanas y simpatizantes han compartido su apoyo a la familia de la víctima y han reivindicado que se haga justicia.

El día 8 de septiembre de 2019, Eleazar García, un joven gitano con un 75% de discapacidad intelectual, acudió al estadio de futbol El Molinón para ver el partido entre la selección española y las Islas Feroe. Mientras cumplía su sueño de ver un partido de la selección, Eleazar decidió levantarse, probablemente para ir al baño o buscar conversación con algún aficionado, y desorientado en un estadio tan grande, acaba por salir del mismo. Quiso volver a reunirse con su padre, pero los vigilantes se lo impidieron puesto que no tenía la entrada consigo. Trató de explicarlo como pudo pero, dada su disminución y la situación de desorientación y angustia en la que se encontraba por haberse perdido, le fue imposible. Intentó acceder colándose por unos tornos y el precio que pagó por esa carrera fue demasiado elevado.

Según varios testigos, fue reducido y golpeado por cerca de 10 agentes de seguridad. Cuando llegó la policía local, decidieron llevarlo a un centro de salud, donde también se le practicaron maniobras de inmovilización por parte de la policía. Eleazar, ya inconsciente, empezó a convulsionar y murió de un ataque al corazón y, según la autopsia, sin que padeciera ningún tipo de enfermedad coronaria previa.

A pesar de la información recogida por testigos y por la propia autopsia, el caso fue sobreseído por la Audiencia Provincial de Oviedo y, ahora la familia, ha decidido recurrir al Tribunal Constitucional. El tío de Eleazar y portavoz de la familia explica que “no consideraba que era un acto de racismo, sino más bien de abuso de autoridad, pero ahora sí. No entendemos como hemos recibido este trato nefasto por parte de la justicia y las autoridades, parece ser que la muerte de un discapacitado gitano a manos de las autoridades no tiene tanta relevancia social”.

El caso de Eleazar García ha indignado al movimiento asociativo gitano, por lo sucedido con el joven, por la respuesta de la justicia y por la invisibilización del caso en los medios de comunicación. Por ello, este 8 de septiembre, cuando se han cumplido dos años del fallecimiento de Eleazar, en diferentes ciudades del territorio español se han llevado a cabo manifestaciones para reivindicar justicia para Eleazar. En Gijón, se ha producido la mayor concentración en las puertas del Palacio de Justicia de la ciudad, donde se acompañó a la familia y se reclamó justicia.

En Barcelona, el movimiento asociativo gitano convocó una concentración a las 19h en la Plaza Sant Jaume donde, bajo al grito de “sin justicia no habrá paz”, se mostró su disconformidad con todo lo sucedido con Eleazar. Durante la concentración, Juan de Dios Ramírez Heredia, presidente de Unión Romaní y exdiputado del parlamento español y europeo explicó lo sucedido y compartió su indignación. “Estamos hartos de padecer ya tantas agresiones, ha llegado un momento en que los gitanos ya no nos podemos callar, no queremos señalar a nadie, no queremos culpar a nadie, la sociedad en su conjunto tiene que tener en cuenta que estos casos no pueden quedar impunes. Sin justicia no hay paz”, reclamó Juan de Dios.

Sobre el autor

Leave a Reply