El movimiento asociativo gitano celebra el Día de lucha contra el Antigitanismo en Cataluña

El movimiento asociativo gitano celebra el Día de lucha contra el Antigitanismo en Cataluña

La ciudad de Barcelona ha acogido diversas acciones para recordar a las víctimas de la Gran Redada y visibilizar la lucha contra el antigitanismo.

El 30 de julio de 1749 tuvo lugar uno de los episodios más negros y olvidados de la historia de España. El rey Fernando VI firmó la pragmática que permitió a Gaspar Vázquez de Tablada, gobernador del Consejo de Castilla, y el Marqués de la Ensenada, secretario de Hacienda, Guerra y Marina e Indias, ejecutar el plan que habían urdido para exterminar a la población gitana.  

La Real Pragmática ordenaba capturar y apresar a todos los gitanos y gitanas con la intención de exterminar al Pueblo Gitano. Más de 12.000 personas gitanas fueron detenidas la noche del 30 de julio. Separaron a los hijos de sus madres y padres, y a hombres de mujeres.  Hombres, ancianos, jóvenes y niños fueron llevados a presidios, minas y obras públicas. Las mujeres y los niños menores de siete años a depósitos o fábricas donde trabajarían. Los que lograron sobrevivir debieron esperar 16 años para conseguir la libertad.

Por estos hechos históricos, en 2019 el Parlament de Catalunya declaró el 30 de julio como Día de lucha contra el Antigitanismo, y este año han sido varias las organizaciones e instituciones que han querido hacer visible la efeméride.

Por la mañana, Politirom, la Plataforma Gitana de Acción Política, organizaba la conferencia “Derecho de minorías: El caso del Pueblo Gitano. Un enfoque para un necesario reconocimiento”. En el encuentro participaron académicos, políticos y miembros del mundo asociativo gitano y debatieron sobre la idoneidad de que el Pueblo Gitano sea reconocido como minoría étnica nacional por parte del Estado, los derechos de las minorías étnicas o la lucha contra el antigitanismo.

Por la tarde, el Ayuntamiento de Barcelona inauguró un atril que recuerda a las víctimas de la Gran Redada en el Convento de San Agustín, lugar donde apresaron a más de 200 mujeres gitanas. La placa fue inaugurada por el regidor de memoria democrática y del distrito de Ciutat Vella, quien mostró su satisfacción por “contribuir a la reparación de la memoria histórica y a la lucha por los derechos del Pueblo Gitano”. Seguidamente tuvo lugar la conferencia organizada por el Consejo Municipal del Pueblo Gitano en el propio Convento de San Agustín. Los investigadores Manuel Martínez y Patricia Caro fueron los ponentes.

Martínez hizo un repaso de los hechos históricos que acabaron desembocando en el intento de exterminio de la población gitana. El investigador resaltó que previamente ya se habían producido varias redadas de hombres gitanos para abastecer las galeras de mano de obra esclava, motivo por el cual “la mujer gitana ha sido históricamente el pilar de la cultura gitana”.

Por su parte, Patricia Caro describió la especificidad del antigitanismo que afecta a las mujeres. Para ello, expuso diferentes ejemplos históricos de persecución de las mujeres gitanas por parte de los más altos estamentos de la iglesia católica y su obstinación para que dejaran de tener vida pública y se dedicasen sus labores en casa.

Para concluir el debate, se abrió un turno de preguntas al público que permitió profundizar en las situaciones de antigitanismo actual y las respuestas que se están articulando desde el ámbito político y asociativo.

Sobre el autor

Leave a Reply