Cataluña celebra el Día Internacional del Pueblo Gitano

Cataluña celebra el Día Internacional del Pueblo Gitano

Este año se cumple el 50 aniversario del Congreso Romaní Internacional que dio origen al movimiento transnacional romaní y a sus principales elementos institucionales, bandera, himno y un día para explicar al mundo quiénes somos el Pueblo Romaní.  

No sería casualidad que un 8 de abril de 1971 transcendiera un Congreso Romaní Internacional celebrado en Londres, el contexto sociopolítico así lo propiciaba. Ese mismo año fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas como Año Internacional de la Lucha contra el Racismo y la Discriminación Racial.  

El surgir del Punk en Londres en los 70, con su transgresora perspectiva y filosofía de vida, posicionada en contra de las desigualdades sociales, nada tenía que ver con los grupos terroristas de acción Antigitana que recaudaban dinero para eliminar a las familias romaníes que trataban de acampar ‘en su ciudad’ semanas previas al congreso. Para asegurar que el encuentro pudiera ser celebrado, sus preparativos se efectuarían en secreto en Orpington, al sur de Londres, donde residía un número importante de población Romaní.  

Aquel encuentro sirvió para discutir y valorar las diferentes estructuras que constituyeran un Romanesthan –un hogar romaní– con una presencia sociopolítica unitaria y para determinar algunos de los emblemas institucionales propios de un Pueblo.  

Cincuenta años después, los pétalos de rosas y velas encendidas no han danzado por los ríos en recuerdo de las víctimas del nazismo y del antigitanismo. Sin embargo, este 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano ha sido una celebración conmemorativa engalanada de emociones, historia y transcendencia.  

Si en algo han coincidido los diferentes discursos pronunciados en este día, ha sido en el reconocimiento y honores hacia aquellas personas que siempre serán referentes por su lucha contra el antigitanismo y por conquistar un estatus de reconocimiento político que, tras 50 años del Congreso Internacional Romaní, aún está por alcanzar.  

Chakir El Homrani, Conseller del departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, presidió una recepción conjuntamente con miembros del Programa del Pueblo Gitano y de la Innovación Social y de la Dirección General de Acción Cívica y Comunitaria. Inauguraban los actos oficiales del Día Internacional del Pueblo Romaní con un acto cargado de un simbolismo, ya que las y los protagonistas de este año serían gitanas y gitanos, que gracias al compromiso institucional y al poner en práctica los principios de igualdad, han conseguido alcanzar sus sueños.

El Conseller El Homrani y Ramón Vílchez, responsable del Programa del Pueblo Gitano y de la Innovación Social, tuvieron palabras de reconocimiento y admiración hacia “jóvenes que constituyen la sociedad actual y del mañana”.  

Como es tradicional, el presidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña, Simón Montero, obsequió a la presidenta del parlamento catalán, Laura Borràs, con la 'Ram Kalí' como símbolo de respeto.

Como es tradicional, el presidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña, Simón Montero, obsequió a la presidenta del parlamento de catalán, Laura Borràs, con la ‘Ram Kalí’ como símbolo de respeto.

Instantes después, el Parlament de Catalunya abría sus puertas, recibiendo en el Despacho de Audiencias a diferentes representantes del Pueblo Gitano. Asistieron a la recepción la Federación de Asociaciones Gitanas de Catalunya, el Consejo de Ancianos del Pueblo Gitano, el Consejo Asesor del Plan Integral del Pueblo Gitano y el Consejo Municipal del Pueblo Gitano de Barcelona.  

Laura Borras, Presidenta del Parlament de Catalunya dio la bienvenida y felicitó a la población gitana, “celebramos hoy 8 de abril, una identidad transfronteriza, identidad de gitanos catalanes y catalanes gitanos”, y recordó el himno ‘Gelem Gelem’ y su sentido de caminar para construir una historia compartida, “lo que convierte un pueblo en Pueblo es precisamente el camino que somos capaces de hacer conjuntamente, sin camino compartido no hay colectividad, sin continuidades que nos conectan no podemos llamarnos Pueblo. Y hoy queremos celebrar juntos nuestra hermandad”.  

A continuación, Simón Montero, presidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña, comenzaría su intervención dando las condolencias a las familias que han sufrido más de cerca la actual pandemia. Montero continuó su intervención reflexionando sobre los retos de la comunidad gitana y la importancia de la participación política. “Los tiempos están cambiando, todo va muy deprisa, nuestras primas y primos que han decidido entrar en política pueden aportar esa luz tan necesaria en momentos de oscuridad”, argumentó Simón.  

Prosiguió su ponencia recordando los acuerdos tomados en el Congreso Romaní del 71 y haciendo también referencia al 30 aniversario de esta federación, así como a la representatividad y a la labor que en este tiempo ha asumido la FAGIC para mejorar el bienestar de la comunidad gitana.  

Montero apeló al gobierno a seguir avanzando y a seguir trabajando unidos en el desarrollo de acuerdos políticos con la participación gitana e hizo referencia a la futura Ley contra el Antigitanismo.  

El acto que finalizó con la entrega de la Ram Kali –la vara gitana– a la Presidenta del Parlament de Catalunya y con la interpretación del “Gelem, Gelem” el himno del Pueblo Gitano.  

El Tío Juan de Dios Ramírez Heredia, participante del Congreso Romaní Internacional de 1971, compartió con un dicurs emocionante la relevancia de este episodio de la historia gitana

El Tío Juan de Dios Ramírez Heredia, participante del Congreso Romaní Internacional de 1971, compartió con un dicurs emocionante la relevancia de este episodio de la historia gitana

Ya por la tarde, en la ciudad de Barcelona, la alcaldesa de la ciudad acogía en el histórico Salo de Cent a las y los representantes del Consejo Municipal del Pueblo Gitano de Barcelona. Tras los diferentes alegatos solemnes y de defensa de los derechos y la memoria histórica del Pueblo Romaní, destacó la conferencia del Tío Juan de Dios Ramírez-Heredia Montoya, miembro del Congreso Romaní Internacional del 71. Juan de Dios transmitió la atmosfera vivida aquel 8 de abril de 1971, cómo se generaron los acuerdos allí tomados, cómo se dio luz al Movimiento Romaní y cómo se generó un camino de unidad y fuerza para el Pueblo Romaní. Juan de Dios resaltó la importancia del congreso, “1971 representa un antes y un después del Pueblo Romaní, el desarrollo de nuestra personalidad colectiva reconocida”.  

Juan de Dios explicó también con orgullo su participación en conseguir que la Naciones Unidas reconocieran al Pueblo Gitano. “¿Cómo os van a reconocer las Naciones Unidas? ¿Quiénes sois vosotros? ¿Dónde está vuestro territorio? ¿Dónde está vuestro poder? ¡Nuestro territorio y nuestro poder somos nosotros mismos, las personas que integramos este Pueblo! ¡Y en 1978, las Naciones Unidas reconocían al Pueblo Romaní con un Estatuto propio!”, relató Juan de Dios.  

Para finalizar su ponencia, el Tío Juan de Dios Ramírez-Heredia quiso homenajear al papel primordial que han tenido las mujeres gitanas en nuestra historia y nuestra existencia como Pueblo. “La mujer gitana ha sido la mantenedora de nuestra cultura, ¡Ni el Samudaripen ni Hitler pudieron con nosotros! Y gracias a la resistencia de las mujeres gitanas. Mi homenaje a las mujeres gitanas, mujeres siempre valientes”, expresó Juan de Dios.  

Sobre el autor

Leave a Reply