Gitanos y gitanas mayores de 18 años se preparan para conseguir el graduado en educación secundaria obligatoria

Gitanos y gitanas mayores de 18 años se preparan para conseguir el graduado en educación secundaria obligatoria

El Plan Integral del Pueblo Gitano de Cataluña ofrece una formación específica para personas adultas que quieren retomar el mundo educativo y obtener el graduado en ESO.

Más de 40 personas gitanas están inscritas en el curso preparatorio para obtener el Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (GESO) que organiza el Plan Integral del Pueblo Gitano (PIPG).

A raíz de la pandemia, el PIPG anuló las diferentes formaciones presenciales que se desarrollaban en las cuatro provincias catalanas y las ha unificado en un único curso online.

Esta formación es una segunda oportunidad para gitanos y gitanas que abandonaron la educación de manera prematura y ahora quieren volver a intentarlo y conseguir el Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.

A lo largo del curso, los alumnos se preparan para alcanzar los conocimientos necesarios para presentarse a las pruebas estándares para obtener el graduado. Con este título se puede acceder a Bachillerato o a Ciclos Formativos de Grado Medio.

Más del 60% del alumnado gitano en secundaria abandona antes de terminar la etapa educativa obligatoria. Muchas son las causas, la segregación escolar, la falta de expectativas por parte del profesorado y de las familias, la falta de referentes de éxito académico, o los estereotipos sociales. Este dato tan negativo ejemplifica con claridad la exclusión que el pueblo gitano sufre dentro del sistema educativo.

A lo largo de las diferentes ediciones de esta formación de adultos del Plan Integral se ha conseguido que 10 personas hayan obtenido el graduado en Educación Secundaria Obligatoria y que cerca de 40 hayan accedido a la directamente universidad gracias a otra formación de adultos destinada a preparar las Pruebas de Acceso da la Universidad para mayores de 25 y 45 años.

Los alumnos de las diferentes formaciones de familiares del Plan Integral cuentan con parte del profesorado gitano y con un equipo técnico que acompaña a los estudiantes a lo largo de todo el curso. Eli Lucena y Carmen Font, antiguas alumnas del curso que prepara para obtener el GESO, hacen el seguimiento de los nuevos alumnos, los motivan, les facilitan las informaciones más logísticas del curso y les aclaran cualquier duda que pueda surgir a lo largo del curso.

Las mujeres son mayoría en esta formación. La presencia de las mujeres en las formaciones es también de vital importancia para hacer efectiva la democratización de la educación, facilitando que ésta llegue a todos los segmentos de la población gitana, independientemente de su sexo o edad.

La primera convocatoria de las pruebas libres para obtener el título en secundaria fue a principios de marzo. Enrique Muñoz, un joven gitano de Cambrils, logró aprobar en la primera ocasión en que se presentaba. Tal y como nos cuenta, las necesidades económicas hicieron que abandonara la educación secundaria para trabajar, «dejé de estudiar a medio curso de 4º de ESO. Me surgió un trabajo y en casa necesitábamos aquellos recursos. Tenía el apoyo de la familia tanto para estudiar como para trabajar, y decidí trabajar». Ahora su siguiente objetivo es llegar a la universidad para estudiar un grado relacionado con la docencia, oficio que siempre le había ilusionado desde pequeño.

Por otra parte, cinco mujeres han conseguido este mes de marzo aprobar alguno de los tres bloques de los que se compone la prueba, con lo que en la próxima convocatoria sólo tendrán que aprobar las otras partes.

Jorge Fernández, coordinador de la formación nos cuenta la importancia capital que la formación y la titulación en ESO tiene en la sociedad actual. «El graduado en ESO se está convirtiendo en imprescindible para acceder al mundo laboral, y aún más para las personas gitanas debido a la discriminación que sufrimos. Si no tenemos el graduado, con el currículo se nos cierran todas las puertas. Esta pandemia ha sido la gota que ha colmado el vaso. Los negocios han cerrado, los mercados ambulantes también, el mundo entero se ha paralizado, y ¿quién ha podido continuar trabajando? Aquellos que tenían una buena formación, y sacarse el GESO es el primer paso que podemos dar», expone Jorge.

La próxima convocatoria para presentarse a las pruebas para obtener el graduado en ESO será el próximo mes de noviembre, y seguro que más personas gitanas podrán alcanzar esta meta que quedó aplazada al pasado.

Todas aquellas personas interesadas en estas formaciones de familiares, pueden contactar con el Plan Integral del Pueblo Gitano en Cataluña al número de teléfono 93 882 23 46 o al 93 882 22 20, o bien mediante el correo electrónico poble.gitano@gencat.cat.

Sobre el autor

Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply