Las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años se tiñen de color gitano

Las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años se tiñen de color gitano

Cuarenta gitanos y gitanas de Cataluña se han presentado a las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años mediante el Grupo de Acceso a la Universidad (GAU), una iniciativa del Plan Integral del Pueblo Gitano de Cataluña.

Los dos últimos fines de semana han tenido lugar las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 y 45 años en Cataluña. El sábado 27 de abril los aspirantes a la universidad se examinaron de las asignaturas comunes –castellano, catalán, inglés y comentario de texto–, y el sábado 4 de mayo fue el turno de las asignaturas optativas ligadas a la opción elegida por cada estudiante, que han sido geografía, estadística, historia contemporánea o biología.

Cuarenta de esos aspirantes han sido estudiantes gitanos procedentes del Grupo de Acceso a la Universidad (GAU), una acción educativa de éxito desarrollada por el Plan Integral del Pueblo Gitano de Catalunya que tiene como objeto preparar y motivar a personas gitanas que habían abandonado la educación para intentar acceder a la universidad.

Esta ha sido la novena edición del GAU y, aunque al principio pocos pudieran creer en su éxito, año tras año aumentan el número de gitanos y gitanas que se inscriben al curso y consiguen llegar a la universidad. En estos 8 años, son ya un total de 21 personas que han conseguido su sueño de acceder a la universidad, cursando grados como el de medicina, enfermería, psicología, derecho, sociología, magisterio, educación social o trabajo social, entre otros.

Muchos de ellos nunca se habían planteado acceder a la universidad, casi todos ellos casados, con hijos y una larga jornada laboral, la formación universitaria no formaba parte de sus expectativas de vida. Sin embargo, el ejemplo de otros gitanos que, en la misma situación vital que ellos, habían dado ese paso hacia delante, acabó por motivarles y hacerles soñar con la universidad. Este es el caso de Juan Fajardo, un joven gitano del barcelonés barrio de Bon Pastor, padre de dos hijas y que en la actualidad está cursando el Grado de Trabajo Social en la Universidad de Barcelona. “Estaba muy frustrado conmigo mismo. Parecía que la vida y la sociedad habían determinado un futuro para mí que no me gustaba y, a raíz de hablar con uno de los responsables del curso, me di cuenta que todavía podía elegir algo mejor para mí o, por lo menos, algo que fuera mi propia elección”, nos comentó Juan.

Tradicionalmente la formación universitaria no formaba parte de los sueños de niños y niñas gitanas. Sus expectativas laborales y de futuro pasaban por otros caminos diferentes, pasaban por seguir el ejemplo de sus padres, familiares o vecinos del barrio. Es decir, la expectativa de los más jóvenes no era otra que dedicarse a los mismos oficios que sus padres, principalmente la venta ambulante y trabajos poco cualificados. La falta de referentes con formación superior en las comunidades gitanas no facilitaba que los sueños de los más pequeños les guiasen a la universidad.

Los alumnos del recién estrenado Grupo de Acceso de Lleida se presentaron a las pruebas en la Universitat de Lleida

Ahora, poco a poco y gracias a esta iniciativa del Plan Integral del Pueblo Gitano de Cataluña, empiezan a transformarse las ambiciones de los más pequeños –y las de los adultos también–, que ven como sus padres, sus tíos, sus primos o alguno de sus vecinos acuden todas las tardes a estudiar a la universidad o a preparar la pruebas de acceso a la universidad.

Los buenos resultados conseguidos y, sobre todo, el aumento de la demanda por parte de personas gitanas de todo el territorio catalán han servido para que el compromiso del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias sea cada vez mayor y este año han puesto en marcha dos formaciones más, en Terrassa y Lleida, que se suman a la que tradicionalmente tiene lugar en Barcelona. Este año se han presentado un total de 40 personas a las pruebas de acceso gracias al GAU, prácticamente duplicando la cantidad de años precedentes.

El éxito del GAU aceleró una de las medidas de acción afirmativa más importantes para el Pueblo Gitano: la reserva de plazas universitarias para estudiantes gitanas y gitanos. Esta acción afirmativa fue promovida por el Consejo Universitario de Cataluña, junto con el Plan Integral. Para facilitar el acceso de personas gitanas en las universidades se reserva una plaza en todos los grados de las universidades públicas catalanas y la Universidad de Vic a personas gitanas.

El 22 de mayo sabremos los resultados de las pruebas. Les deseamos mucha suerte a todos y todas.

 

Sobre el autor

Pedro Casermeiro Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies