El Departamento de Igualdad y Feminismos de la Generalitat de Catalunya presenta el Organismo de Protección y Promoción de la Igualdad de Trato y la No-Discriminación

El Departamento de Igualdad y Feminismos de la Generalitat de Catalunya presenta el Organismo de Protección y Promoción de la Igualdad de Trato y la No-Discriminación

  • Liderado por Manuela Fernández Ruiz, activista gitana feminista, el Organismo atenderá a las víctimas de discriminación y facilitará la presentación y la gestión de denuncias administrativas por situaciones de discriminación, de manera presencial y telemática.
  • En estos momentos el Organismo ya ofrece atención y acompañamiento a las víctimas, y el mes de abril ampliará la atención y ofrecerá atención en dos espacios de la ciudad de Barcelona.

El Auditorio del Palau de la Generalitat ha acogido este viernes la presentación del nuevo Organismo de Protección y Promoción de la Igualdad de Trato y la No-Discriminación. Impulsado por el Departamento de Igualdad y Feminismos, el ente será responsable del despliegue de la Ley 19/2020 de igualdad de trato y no-discriminación del gobierno catalán. El Organismo realizará la atención a las víctimas de discriminación, facilitando la recepción, seguimiento y gestión de las denuncias administrativas por situaciones de discriminación reconocidas en el artículo 1 de la norma, así como otras funciones recogidas en el artículo 34 de la ley.

“Nos guía un marco de justicia feminista que tiene una máxima muy clara: sin igualdad no hay libertad”, ha compartido la consejera de Igualdad y Feminismos, Tània Verge Mestre, en la apertura del acto. “Esto implica que tenemos que partir de enfoques estructurales, como el de esta ley y el organismo que la despliega, porque los ejes de desigualdad y los sistemas de opresión que los sostienen generan una dominación arbitraria que es incompatible con la democracia y los derechos humanos; solo con este enfoque estructural podemos erosionar el heteropatriarcado, el racismo, el antigitanismo, la xenofobia, el capacitismo o el edadismo”.

El Organismo despliega el Servicio de denuncias y atención a las víctimas de discriminación, que cuenta con un equipo de perfil jurídico y psicosocial. Este servicio recibirá las denuncias, iniciará los procesos de trabajo necesarios para darles recorrido administrativo y, a la vez, acompañará con calidad a las víctimas de discriminación. En estos momentos, de hecho, el equipo ya está trabajando y prestando servicio de manera telemática y presencial, y se prevé que en el mes de abril se amplíe la atención que ofrece abriendo dos espacios presenciales en Barcelona.

La Ley 19/2020 reconoce doce ejes de discriminación en el marco de los cuales las personas pueden denunciar. Entre otros, Verge ha enumerado “las discriminaciones que sufren las personas por su identidad de género u orientación sexual; las personas racializadas cuando quieren alquilar un piso o conseguir un trabajo; las personas grandes que, a causa de la brecha digital, tienen dificultades de acceso a algunos servicios, como los bancarios, o las que sufrimos las mujeres con la tasa rosa de los productos”.

Con la apertura del Organismo y el despliegue de la Ley 19/2020, “nuestro objetivo como Gobierno es que ninguna persona sea ninguneada, ni le siente negado el acceso a locales o servicios, ni que se sienta señalada o arrinconada por el aspecto, el género, la edad, el origen, la lengua, la orientación sexual o la identidad de género”, ha compartido la secretaria de Igualdades, Mireia Mata Solsona.

Los cambios principales que incorpora la Ley 19/2020 son que se sitúan las víctimas en el centro del procedimiento administrativo, se adopta un enfoque interseccional y se aplica a todo el mundo y a todos los ámbitos, también en las redes sociales. “Poner la víctima en el centro y repararla, y crear las condiciones para que las discriminaciones infringidas no se repitan, son los grandes objetivos de la ley. Por eso, consideramos la ley empoderadora, reparadora, innovadora y revolucionaria”, ha compartido Mata.

La directora del Organismo de Protección y Promoción de la Igualdad de Trato y la No-Discriminación, Manuela Fernández Ruiz, ha reivindicado que “el Organismo tiene que ser un espacio de referencia por todas las personas que sufren discriminaciones”. Fernández ha puesto de relieve que “para conseguirlo, tenemos que cambiar la mirada que se tiene sobre la administración: estamos aquí para defender los derechos humanos, para activar todos los mecanismos necesarios para garantizar la igualdad de trato de todas y todos. Queremos situar las víctimas en el centro del procedimiento administrativo, que tradicionalmente es un procedimiento frío y alejado de muchas personas y grupos, especialmente de aquellas que no se sienten identificadas con las instituciones”.

Más allá del abordaje y gestión de denuncias particulares, el Organismo también realizará acciones vinculadas a la promoción del derecho a la igualdad de trato y a la no-discriminación. Elaborará el Plan para la igualdad de trato y la no-discriminación y continuará el desarrollo del Plan de Formación de la Ley 19/2020, con el cual se quiere llegar al máximo de agentes sociales, administraciones y población, “porque sabemos que la formación es un instrumento muy potente para transformar las mentalidades”, ha compartido Fernández. Ya se ha empezado a formar el personal de Igualdad y Feminismos y de la red de Servicios de Atención Integral, y se harán formaciones en la Escuela de Administración Pública de Cataluña, a los Servicios de información y Atención a las Mujeres, a los servicios de la red de atención a las violencias machistas, y al personal de las Oficinas de Atención a la Ciudadanía (OAC) y del 012, incluidas las OAC de Mossos d’Esquadra y de las policías locales.

 

Un Organismo abierto a todo el mundo

El Organismo, que se ha desplegado a gran velocidad desde la aprobación de los presupuestos, será accesible a toda la ciudadanía para que pueda recibir acompañamiento ante situaciones de discriminación y pueda denunciar administrativamente. El Organismo ofrece atención por correo electrónico, a la dirección nodiscriminacio.igualtat@gencat.cat o mediante el buzón electrónico del portal GENCAT.

Para garantizar el acceso de toda la población al Organismo, se realizarán campañas informativas durante los próximos meses. Además, se llevarán a cabo presentaciones y formaciones en todo Cataluña para poder llegar a todo el mundo y, especialmente, a aquellas personas que puedan estar en riesgo de discriminación y que tradicionalmente no visualizan la administración pública como una fuente de protección ante estas discriminaciones.

El Organismo cuenta con un espacio de escucha a la víctima ya activo, pensado para recoger su historia y recopilar información del caso, analizar conjuntamente la información y aportar propuestas y posibles resoluciones. Estas acciones forman parte de la primera fase de la atención, que sería el periodo de información y de actuaciones previas. En esta misma fase se podría acordar con las partes una mediación, evitando así llegar a abrir un expediente sancionador y potenciando las medidas reparadoras que generan impactos positivos tanto en la víctima como en la sociedad.

 

El formulario de denuncia, a disposición de la población

En el apartado de trámites GENCAT y en la web de la consejería está disponible desde principios de marzo el formulario de denuncia de situaciones de discriminación. La denuncia activa el Servicio de Denuncias y Atención a las Víctimas, poniendo en marcha la maquinaria necesaria para atender las personas y dar recorrido a la denuncia.

Hasta el momento, se han registrado más de 10 denuncias administrativas, que hacen referencia a diferentes ejes de discriminación. Entre éstas se encuentra la denuncia por discriminación por apariencia física que ha permitido iniciar una investigación contra una cadena de ropa multinacional que solo vende tallas XS y S. Cómo ha resaltado Verge, “estas denuncias son un primer ejemplo real de cómo las discriminaciones tienen efectos en el día a día de las personas, y de cómo esta ley proporciona herramientas clave para trabajar por su erradicación”.

El formulario se puede hacer de manera autoadministrada, es decir, cualquier persona lo puede llenar en un ordenador o móvil con internet y, en este sentido, también se puede llenar a las Oficinas de Atención a la Ciudadanía (OAC) que tengan ordenador. A la vez, el formulario también se puede presentar presencialmente en el mismo Organismo de Protección y Promoción de la Igualdad de Trato y la No-Discriminación, en las OAC o en los espacios de registro tradicionales. Tanto desde las OAC como desde el Organismo se acompañará en la presentación de la denuncia a todas las personas que lo necesiten. También se puede pedir información al 012 y a las OAC de la Generalitat para realizar el trámite.

La directora del organismo ha resaltado la importancia del formulario de denuncia para “romper la distancia que sienten muchos grupos, personas y colectivos que se encuentran en riesgo de discriminación en relación con la administración”. Fernández ha continuado explicando que “no denuncian, no se acercan a las instituciones porque tienen miedo a represalias, no confían. Desde la administración tenemos el encargo de proteger estas personas y prevenir la discriminación, incluso también cuando esta discriminación se da a la misma administración”. Además, la posibilidad de hacer denuncias a través del web amplía la capacidad territorial de actuación del Organismo, puesto que se pone a disposición un mecanismo que puede ser fácilmente utilizado por población de todo Cataluña.

En la misma línea de garantía de derechos, la semana pasada se aprobó un Acuerdo de Gobierno porque todo el sector público de la Generalitat disponga de formularios inclusivos.

 

Manuela Fernández Ruiz, directora del Organismo

Activista gitana feminista, investigadora y pedagoga, la directora del Organismo de Protección y Promoción de la Igualdad de Trato y la No-Discriminación, Manuela Fernández Ruiz, nació en Barcelona el 1978. Se crio en el barrio de La Mina y es diplomada en Educación Social por la Universitat Ramon Llull y licenciada en Pedagogía por la Universitat de Barcelona. También tiene un Diploma en Estudios Avanzados en Ciencia Política y Derecho Constitucional con Suficiencia Investigadora por la Universitat de Barcelona.

Fernández es miembro cofundadora de la Asociación Gitana de Mujeres Drom Kotar Mestipen desde el 1999, y participó en movimientos sociales y estudiantiles durante los años de instituto y Universidad. Actualmente, participa en varios movimientos sociales gitanos como activista gitana feminista.

Candidata a doctora en Educación y Sociedad en la Universitat de Barcelona, la investigación de Fernández se enfoca en el estudio de como las estructuras sociales y las instituciones reproducen el antigitanismo y el machismo, así como de qué prácticas pueden erradicarlo, focalizando las respuestas en la administración pública.

Fernández participó en el Estudio de la población gitana en Cataluña el 2003, y dos años después se incorporó al equipo que elaboró el primer Plan integral del Pueblo Gitano en el Departamento de Bienestar y Familia, donde trabajó hasta el 2010. A continuación inició su tarea como pedagoga a los Equipos de Atención a la Infancia y la Adolescencia del Ayuntamiento de Barcelona, ocupación que ha realizado hasta la actualidad.

 

 

 

Nota de prensa original de Govern.cat

Sobre el autor

Leave a Reply