Entregados los galardones ‘Kherdiphen Romaní Ćhibako’ por la promoción de la lengua romaní

Entregados los galardones ‘Kherdiphen Romaní Ćhibako’ por la promoción de la lengua romaní

El pasado 5 de noviembre la organización Kalí Sara de Zagreb y su embajador en Barcelona entregaron los premios Kherdipen Romani Ćhibako reconociendo la labor de personas, entidades e instituciones en la promoción y recuperación de la lengua romaní en Cataluña.

El 5 de noviembre de 2009, diferentes lingüistas, maestros y representantes de entidades gitanas se reunieron en la ciudad de Zagreb para analizar la salud de la lengua romaní y conseguir que fuera reconocida de manera oficial por los diferentes estados europeos. En esta misma conferencia se decidió instaurar el 5 de noviembre como Día Internacional de la Lengua Romaní y ayudar a hacer visible su causa. Este es el segundo año que la asociación Kalí Sara, anfitriona de la conferencia en Zagreb en 2009, organiza una ceremonia en Cataluña con motivo del Día Internacional de la Lengua Romaní, aunque en esta ocasión ha sido un acto plenamente virtual. El acto se inició con la bienvenida del diputado de origen romaní en el parlamento croata, Venjko Kajtasi, y de Seo Cizmich, embajador de Kalí Sara en Cataluña. Juan de Dios Ramírez Heredia, histórico líder del movimiento político y asociativo gitano, intervino haciendo un discurso en el que enfatizó la importancia de la lengua para la supervivencia de Pueblo Gitano: «La lengua es el mayor tesoro de nuestro pueblo. Tenemos una cultura con unas tradiciones y unas costumbres, una forma de ser y de actuar que nos identifica a todos los gitanos del mundo. Pero la principal seña de identidad, la que hace que todos pertenezcamos a una familia universal, es la lengua». Ramón Vílchez, responsable del Programa del Pueblo Gitano y de la Innovación Social, también ha participado en la inauguración del acto y ha tenido unas palabras de agradecimiento a la entidad Kalí Sara por el premio recibido el año anterior y reafirmó » el compromiso del gobierno catalán para seguir trabajando en la recuperación de la lengua romaní en Cataluña «. El primero de los galardonados este año con el ‘Kherdiphen Romani Ćhibako’ ha sido Rafael Perona, por su larga trayectoria la frente del Centro Cultural Gitano de La Mina tratando de hacer que «la lengua romaní vuelva a ser una lengua de uso entre los gitanos españoles». Los siguientes en recibir el premio han sido Carlos Muñoz y Nicolás Jiménez, por su labor de difusión de la lengua mediante la realización de conferencias, seminarios, formaciones o la confección de materiales pedagógicos. Este último reclamó “tomarse con seriedad la recuperación de la lengua romaní. Hay que apoyar a las entidades y personas que nos dedicamos a difundir nuestra lengua e invertir más recursos”. El último galardón fue para la Lacho Bají Calí, entidad del Hospitalet del Llobregat que, desde el año 1991, trabajan en la defensa y promoción de la lengua romaní y del caló. La ceremonia continuó con la proyección de ‘O Baró Istardiphen’ -el gran encarcelamiento, en lengua romaní-. El documental dirigido por Seo Cizmich recuerda los hechos ocurridos el verano de 1749, cuando el gobierno español ordenó la detención y encarcelamiento de toda la población gitana para aniquilar su cultura e identidad. Para Cizmich es muy importante «decolonizar la historia gitana y que seamos los propios gitanos quienes pongamos nombre a los episodios de nuestra propia historia y no aceptar los que ya vienen dados», haciendo referencia al carácter peyorativo del término ‘la Gran Redada’ sugerido por Gómez Alfaro y con el que se conoce comúnmente este episodio de la historia. Para concluir el acto, Costi ‘el Chato’ compartió su baile flamenco con la actuación musical ‘Tiñendo el mundo de Rromaniphen‘.

La defensa de la lengua romaní desde la Romanò Kher

En el territorio español, la lengua romaní comenzó a desaparecer probablemente en el siglo XVIII. Diferentes estudiosos y activistas señalan que la pragmática de Fernando VI de 1749, por la qual se ordenaba el encarcelamiento de todos los gitanos y gitanas en el territorio español, habría significado un duro golpe para la lengua gitana, siendo éste el momento en que se habría perdido su uso social y el inicio de su deterioro. Una de las posibles pruebas de la importancia de este episodio se encuentra en la Biblioteca Nacional de Cataluña, donde se conserva un manuscrito, perteneciente al segundo Marqués de Sentmenat (1697-1762), en el que se encuentra un vocabulario español-gitano de mediados del siglo XVIII que, según el investigador Ignasi Adiego, aún conserva las inflexiones propias de la lengua romaní. A partir de ese momento, la gramática y sintaxis romaníes fueron sustituidas por las castellanas o catalanas, para dar lugar al caló castellano y al caló catalán respectivamente -los dialectos hoy hablados en Cataluña, pero que no permiten la comunicación con hablantes de otros dialectos romaníes-. Ahora, una de las reivindicaciones del movimiento asociativo gitano en Cataluña es la recuperación de la lengua romaní, ya que el caló es cada vez menos hablado y, dentro de un contexto globalizado, se defiende la recuperación de una versión estandarizada de la lengua romaní que permita comunicarse con el resto de dialectos. Una de las iniciativas de Seo Cizmich para poner en valor la lengua y la cultura romaní ha sido la creación de la Romanò Kher, la Casa Romaní. Según nos cuenta Seo, «la pandemia ha dificultado la inauguración y difusión del espacio, o mantener unos horarios normalizados de apertura al público». El objetivo principal de la Romanò Kher es poder difundir la cultura y lengua gitana principalmente entre la población no gitana, sirviendo como espacio de exposiciones y conferencias. Cizmich argumenta que se debe hacer un esfuerzo para que la juventud pueda recuperar lo que debería ser el principal rasgo de identidad de los gitanos y gitanas en Cataluña: «La lengua es uno de los aspectos más fundamentales de nuestra identidad, de nuestra forma de expresión, de nuestro yo. Ahora hay mucha información en internet y en las redes sociales sobre el Pueblo Gitano y su lengua, pero las generaciones más jóvenes cada vez están más dispersas y se interesan menos por su lengua. Por este motivo es muy importante dar el máximo de visibilidad a la lengua romaní». Seo también reivindica el reconocimiento de lengua romaní por parte de las instituciones catalanas. «Creo que es importante que las administraciones den un apoyo absoluto a la causa de la lengua romaní. Con la recuperación de la memoria histórica del Pueblo Gitano debe ponerse siempre en valor la lengua romaní. Es muy importante que el romanó sea reconocido por las administraciones como lengua y se le dé todo el valor del mundo. Tienen la responsabilidad de defender nuestra lengua», esgrime en Seo Cizmich. Su sueño ahora es que la Romanò Kher pueda ser un motor en la recuperación de la lengua romaní y que su iniciativa se convierta en un espacio de encuentro y trabajo conjunto con el resto de entidades gitanas en torno a esta causa.

Sobre el autor

Pedro Casermeiro Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply