La Rumba Catalana hoy

La Rumba Catalana hoy

Hoy en día tienen la responsabilidad la última hornada de herederos de nuestra rumba. Herederos porque ellos también han dado continuidad a una rica tradición musical transmitida de padres a hijos, recogiendo e integrando nuestra historia y nuestra música con total naturalidad en pleno siglo XXI.

Arrels de Gracia, herederos de Sabor de Gracia, nacen con un sonido de antaño que nos recuerda a los viejos tiempos de la rumba, una rumba pura y cruda, tal y como la hacían los maestros.

Cuatro de la Cera, herederos de Los Chavós, de Chacho y de Ricardo Tarragona, también con un sonido muy Chipén, recuerdan esos temas que tantas y tantas veces habíamos hecho en las bodas gitanas, esa rumba de los ochenta con influencia latina.

Aquí tenéis el tema ‘Calle la Cera’ del grupo Quatre de la Cera

Chistrian Malla, ‘El Viejo’, heredero de Mero Malla, desde los trece años actuando con Chipén, es un gran conocedor de la evolución rumbera. Tal y como hicimos otros en su momento, está consiguiendo fusionar su rumba con las últimas tendencias musicales, como por ejemplo el Trap latino, Flamenco y otras fusiones sin perder ese sabor rumbero auténtico.

The Family Hipster son herederos de ‘El Pocholo’, de los primeros componentes de Rumba Tres. Los hermanos Cortés continúan con la saga rumbera que tuve a mi lado en los noventa cuando formaron el grupo Rum Beat. Después de treinta años se reúnen padres e hijos con este nuevo formato, con un sonido muy fresco y actual, haciendo que continúe viva nuestra herencia y que no se pierda nuestra historia.

‘Gotas de Lluvia’ és uno de los últimos temas de The Family Hipster

Miliu Calabuch, además de ser heredero del Tío Joanet de Patriarcas de la Rumba, es quien más contacto ha tenido con Peret dentro de su generación. Su sonido es inconfundible y su ventilador hoy en día es un claro referente de lo más puro y contundente. Un gran referente para las nuevas generaciones.

Chiqui Amaya, heredero de Pepe de ‘Los Amaya’ ha heredado el ventilador y el color de voz de su padre, recordándonos el sonido más puro de ‘Los Amaya’. Otro gran referente para los que vendrán después de él, permitiendo que la esencia de aquella rumba inicial siga sonando y recreándose después de tantos años.

Tanto Chiqui como Miliu son hoy en día los herederos de dos técnicas distintas de ventilar heredadas de dos maestros, conservando su contundencia y actualizadas a nuestros días. Desde mi humilde opinión, ellos son los referentes más auténticos del ventilador en la rumba catalana.

El éxito ‘Doctor Galeano’ de Miliu Calabuch ha sido versionado por diversos artistas, dentro y fuera del ámbito de la rumba catalana

Ellos son ahora los responsables de cultivar a los que vienen detrás. Aunque personalmente creo que son los que lo van a tener más difícil. Los tiempos han cambiado en todos aspectos. Las nuevas tecnologías, las discográficas, los nuevos sistemas de distribución, de promoción y de difusión, acaban por generar un mundo muy complejo para los nuevos músicos.

La mayoría de los estudios de grabación han tenido que cerrar. Ya no hay presupuestos para las producciones. Las discográficas evidentemente no se arriesgan a comprar una producción que mañana estará en internet. El público no compra música porque se la puede bajar de la red. La difusión en los medios –radio, prensa y televisión– ya no son como antes, cuando encontrabas un departamento de promoción en todas las discográficas que se encargaba de crear todo un plan de presentación cuando un artista presentaba un nuevo disco. Hoy todo esto ya no existe, es en las redes sociales donde ahora se ‘corta el bacalao’.

Ya no triunfa un producto por su calidad musical, lo importante es que ese producto se consiga hacer viral en las redes. Entre varias cuestiones, esto ha hecho que muchos productores tengamos que plegar después de una larguísima experiencia musical, y dejar guardados todos nuestros conocimientos y nuestras experiencias en el baúl de los recuerdos.

Para el patrimonio de la rumba catalana, de la rumba gitana, puede significar un grave golpe, ya que todo ese bagaje de tantos años puede quedar sin heredero, puede perderse. Recuerdo la imagen de muchos niños y jóvenes que aprendieron de los más grandes acompañándolos en los estudios, aunque sólo fuera para llevar café, pero absorbiendo su rumba segundo a segundo.

Las salas de fiesta, los pubs, los locales de conciertos, las fiestas mayores que los pueblos organizaban todos los años y donde la rumba catalana ocupaba un lugar especial se está extinguido. Se ha reducido tanto que difícilmente el artista tiene posibilidad de promocionarse y hacerse un hueco a base de escenario y de arte. Hoy todo eso pertenece al pasado.

Por eso digo que nuestra última generación de rumba catalana son los que posiblemente lo tengan más difícil. Ya no quiero pensar en los que vienen detrás.

La mayor satisfacción que la música me ha dado es haber tenido la suerte de vivir seis generaciones de rumberos catalanes, viéndolos crecer a mi lado, a los hijos de los que fueron mis compañeros, a los hijos de los hijos, incluso a los bisnietos de compañeros.
Cincuenta años de rumba son muchos años en los que he vivido toda la evolución, tanto musical como tecnológica, una historia musical que los más jóvenes han podido heredar porque muchos como yo hemos intentado traspasarles todo lo que hemos vivido, aprendido y creado, con la ilusión de que nunca se pierda.

En los próximos capítulos regresaré a mi infancia, donde evidentemente no solo había rumba catalana sino que también había grupos y artistas que fueron parte de una época dorada llena de personas que caminaron con nosotros con estilos distintos y que también marcaron una época.

Continuará.

Sobre el autor

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies