El movimiento asociativo gitano coopera en el reparto de alimentos en diferentes municipios catalanes

El movimiento asociativo gitano coopera en el reparto de alimentos en diferentes municipios catalanes

Las medidas de confinamiento y el parón de la actividad económica causados por la pandemia del coronavirus está dejando muchas víctimas económicas por el camino. Los sectores de la población que se encontraban en una situación más precaria antes de la crisis están siendo los más afectados en estos momentos. Vendedores ambulantes, comerciantes, chatarreros o trabajadores sin contrato laboral se encuentran en una situación dramática por no poder ejercer la actividad con la que nutrían a sus familias.

La Asociación de Jóvenes Gitanos de Gràcia colabora con la FAGiC y con el Rebost Solidari de Gràcia en la distribución de alimentos en el barrio. Fueron los primeros en Cataluña en iniciar una campaña de recogida de alimentos

La solidaridad con todas las familias que se encuentran en esta situación se ha convertido en una obligación para el tejido asociativo gitano. Prácticamente en cada barrio donde reside población gitana, las entidades se han volcado en la distribución de alimentos con quienes se encuentran en peor situación. La colaboración con diferentes Bancos de Alimentos y con las administraciones está siendo la clave para hacer llegar alimentos a muchos hogares gitanos.

La Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña (FAGiC) ha puesto en marcha diferentes inciativas. Mediante la campaña 100×100 recaudan fondos que se están destinando a la emisión de tarjetas digitales del Bon Àrea para familias en situación de necesidad. Por otro lado han alcanzado un acuerdo de colaboración con el Banco de Alimentos de Mercabarna para la donación de alimentos frescos. En este caso, la distribución de los alimentos se está realizando en los municipios de Barcelona, Sabadell, Badia del Vallés, Badalona, Mataró, Manresa y Sant Adrià del Besós.

Para facilitar la distribución de alimentos en cada municipio colaboran las asociaciones que forman parte de la FAGiC y diferentes Iglesias Evangélicas. Así en Barcelona distribuyen alimentos la Asociación de Joves Gitanos de Gràcia, la Asociación Gitana del Bon Pastor, Carabutsí en la Calle de la Cera, la Escuela Domical Undebel en el barrio de La Marina, las iglesias evangélicas de Filadelfia de Baró de Viver, de Hostrafrancs y de Zona Franca. En Sabadell participa la Asociación Gitana de Sabadell. En Badia del Vallés colabora en la distribución de alimentos Tumenge Calí. En Mataró, Manresa y Sant Adrià del Besós (La Mina) son las iglesias evangélicas de Filadelfia las responsables de la distribución.

Igualmente muchas de estas entidades también han alcanzado convenios de colaboración con otras instituciones. Ese es el caso de la Escuela Dominical Undebel que, además de recaudar donaciones entre los vecinos de La Marina, también colabora con Cáritas y con las diferentes asociaciones de vecinos del barrio.

La Fundació Privada Pere Closa, dentro del programa La Caixa Proinfancia está distribuyendo una ayuda extraordinaria concedida por La Caixa para las familias que participan en su programa educativo así como a otras familias que se encuentran en situación de extrema necesidad. Por otro lado, la entidad también ha donado fondos económicos en al Mercado Municipal de San Roc y de Sant Adrià del Besós para que, en coordinación con los promotores escolares y los centros escolares, se hagan llegar un pack de alimentos a las familias.

Igualmente en el barrio de la Mina las organizaciones Voces Gitanas y Centro Cultural Gitano de la Mina colaboran con el resto de entidades del tejido asociativo en la distribución de alimentos del barrio.

Por su parte, Unión Romaní, Nakeramos, Romani Zor, Fundació Privada Pere Closa y la Romanó Kher gestionan de manera conjunta la distribución de alimentos entre familias del distrito de Nou Barris y familias gitanas provenientes del este de Europa.

Para conocer los días y los puntos de distribución de alimentos, las diferentes entidades nos solicitan que las familias se pongan en contacto con la asociación o la iglesia de sus respectivos barrios para poder agilizar el reparto de alimentos.

Sobre el autor

Pedro Casermeiro Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies