Las mujeres gitanas se reúnen para afrontar las barreras del sistema del patriarcado

Las mujeres gitanas se reúnen para afrontar las barreras del sistema del patriarcado

El pasado martes, la Fundació Pere Closa y la Fundació Surt presentaron las conclusiones de más de un año de trabajo compartido con mujeres gitanas alrededor de la igualdad de género.

La Fundació Pere Closa y la Fundació Surt han desarrollado durante los últimos meses un proyecto orientado a capacitar a técnicas y técnicos de intervención social con población gitana en el ámbito de la igualdad de género. La Fundació Surt se encargó de desarrollar seis sesiones formativas dirigidas al equipo de promotoras y promotores escolares de la Fundació Pere Closa, y éstas, a su vez, realizaron tres encuentros con madres y padres en los barrios de La Mina, San Roque y Font de la Pólvora. Los temas de estos encuentros han sido el patriarcado, el antigitanismo y la historia gitana, y la misión, ayudar a mujeres y niñas gitanas a romper las barreras que la sociedad les plantea por el hecho de ser mujeres gitanas.

En el acto de presentación de las conclusiones del proyecto, que tuvo lugar en el Centre Cívic Pati Llimona, intervinieron miembros de ambas entidades. Paqui Perona, técnica de Surt y una de las formadoras, justificó la necesidad de empoderar a las técnicas gitanas que trabajan en el mundo de la intervención social tomando como base la propia cultura e identidad, “tenemos que ser nosotras las que demos nuestros propios pasos, hagamos una reflexión y un análisis y empecemos a caminar desde una perspectiva de género con nuestro pueblo, con nuestros hombres, sin dejarlos atrás”, y prosiguió añadiendo  que “empoderar a las personas desde la cultura y la identidad no tiene que dar miedo a nadie, es más, todo lo contrario, te refuerza, te da autoestima, te quita miedos y, sobre todo, te asegura el éxito”.

Perona justificó la necesidad de este tipo de proyectos por “la poca identificación de colectivos culturales minoritarios con el movimiento feminista” y se lamentó de la simplificación que muchas veces se hace las mujeres gitanas dentro del feminismo, “a veces se encasilla a la mujer gitana en un mismo bloque, y las mujeres gitanas tenemos una gran diversidad dentro de nuestra cultura, y nuestra propia individualidad. No partir de esta realidad tan diversa sería partir de un análisis de género simplista”.

Uno de los ejes del proyecto ha sido el análisis y comprensión del sistema del patriarcado y su incidencia en la sociedad en general y, más concretamente, dentro de la comunidad gitana, y es que frecuentemente se acusa al pueblo gitano de ser un pueblo machista. A este respecto, Tamara Puig, promotora de la Fundació Pera Closa, explicó que “el patriarcado es un sistema que no pertenece a ninguna cultura, si no que se impone a ellas. No se puede decir en ningún lugar que el patriarcado pertenece a la cultura gitana, debemos saber decir que eso no nos pertenece como gitanos”.

Tamara también explicó que las mujeres no son las únicas víctimas del sistema patriarcal, “la cultura masculina también está muy marcada, tienen otro tipo de responsabilidades, no tienen la posibilidad de expresar sus sentimientos como las mujeres, es un rol muy marcado desde que nacen, tienen que transmitir una imagen pública de autoridad, rigidez, fuerza, demostrar que son quienes toman las decisiones”, y matizó que “en el ámbito privado las cosas no son así, los roles están más diversificados y la responsabilidad recae en las dos figuras”, para acabar exclamando que “¡los hombres también tienen derecho a liberalizarse de ese rol!”.

Nieves Heredia, técnica educativa de la Fundación Pere Closa, apuntó que “las reflexiones deben ir mucho más allá de compartir las tareas del hogar. Es mucho más importante que yo como mujer pueda salir a trabajar cada día, tener un sueldo en casa, tener mi carnet de conducir, estudiar lo que me ha apetecido y transformar mi vida en aquello que yo quiero” y acabó enfatizando que “lo importante como mujer es reafirmarse y hacer lo que a ti te guste”.

El acto de presentación de las conclusiones sirvió para reunir a más de un centenar de mujeres gitanas -abuelas, madres e hijas- que acudieron de diferentes ciudades catalanas y pusieron de manifiesto el deseo de cambio y la aspiración a vivir en una sociedad donde el hecho de ser mujer y ser gitana no ponga freno a sus ilusiones.

Sobre el autor

Pedro Casermeiro Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies