El Parlament de Catalunya conmemora a las víctimas del Holocausto

El Parlament de Catalunya conmemora a las víctimas del Holocausto

El pasado 26 de enero, el Auditorio del Parlament de Catalunya acogió la ceremonia en recuerdo de las diferentes comunidades y colectivos víctimas de la represión y la persecución del régimen nazi.

Ya hace 15 años que el Parlament de Catalunya celebra ininterrumpidamente este acto. Fue la primera institución catalana y uno de los primeros parlamentos europeos. Este año, debido a las restricciones y limitaciones de la pandemia, el acto se ha celebrado sin público pero se ha podido seguir en línea.

La ceremonia se inició dando voz al testimonio de dos mujeres que fueron víctimas de los campos de concentración y exterminio nazis. En primer lugar se dramatizó un fragmento de ‘Ninguno de nosotros volverá’ de Charlotte Delbo, seguida de la interpretación musical de ‘Ich Wandre durch Theresienstadt’ de Ilse Weber.

A continuación tuvo lugar el encendido de seis velas en recuerdo del Pueblo Judío, del Pueblo Gitano, de colectivos perseguidos por razones políticas, de personas con discapacidad física o mental, de los homosexuales y de los testigos de Jehová. Representantes de las diferentes comunidades y colectivos fueron los responsables de encender cada una de las velas para honrar la memoria de las víctimas.

Roger Torrent, presidente del parlamento catalán, presidió el acto e hizo un discurso llamando la atención sobre los motivos y actitudes que condujeron al episodio más cruel de la historia europea. “¿Por qué pasó? ¿Por qué sociedades civilizadas, avanzadas, cultas como las de Europa de los años 30 abrazaron el fascismo y el nazismo? Es importante que hagamos memoria y que traspasamos a las nuevas generaciones estos hechos y que nos preguntamos por qué fueron posibles.”, indicó Torrent.

El presidente del Parlament también señaló que el discurso de odio hacia el Pueblo Judío arraigó con fuerza en la sociedad alemana provocando que éste se mostrara indiferente con la persecución de los judíos y judías, “y aparece así otro elemento para explicar el Holocausto: la indiferencia de buena parte de la sociedad que prefirió cerrar los ojos y mirar hacia otro lado, que prefirió callar, refugiado en sus intereses individuales y en su bienestar particular”.

Por este motivo, Torrent argumentó que “la conmemoración es una advertencia de la peligrosidad y de la amenaza que supone esta combinación entre el discurso del odio hacia todo lo que es diferente y la indiferencia” y recordó que en Cataluña “no somos inmunes a estas dinámicas que se están reproduciendo en toda Europa, por eso es imprescindible que nos reafirmamos el conjunto de fuerzas políticas democráticas en la defensa de la libertad individual y la libertad de los pueblos”.

El acto también contó con la participación de Helena Vilski, alumna de bachillerato y participante del proyecto educativo que el Parlament y el departamento de educación desarrollan de manera conjunta con el fin de mantener viva la memoria histórica sobre los hechos del Holocausto. Este proyecto representa un espacio de encuentro anual entre representantes de las comunidades y colectivos que fueron víctimas del Holocausto y estudiantes de secundaria y bachillerato de todo el país.

La joven explicó que el motivo de un acto como éste era recordar a las víctimas pero también para prevenir la reproducción de episodios como éste otra vez, y explicó que para que no se repita “se deben tener en cuenta hechos y situaciones similares de la Europa de entreguerras y de la actualidad”. Recordó que el Holocausto “comenzó su día debido a la crisis. Cuando hay situación de crisis, se producen cambios que pueden llevar a la presión y al colapso. También en la actualidad se están produciendo cambios”, refiriéndose a la crisis socio-sanitaria causada por el Covid.

Helena terminó su discurso haciendo un llamamiento a la responsabilidad de las instituciones públicas, los medios de comunicación y de la sociedad para poner límites. “Hay que detener el fascismo, aislarlo y fomentar siempre los valores centrados en el ser humano, la dignidad de las personas y su bienestar social. El combate contra el fascismo se inicia con la educación y la formación. Y ésta se encuentra en las aulas, en el sistema educativo y también en las familias, y en proyectos como este que ayudan a preservar la memoria histórica”, concluyó Elena.

Sobre el autor

Pedro Casermeiro Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply