Kali Zor acoge un intercambio juvenil centrado en la educación formal

Kali Zor acoge un intercambio juvenil centrado en la educación formal

La organización Kali Zor ha acogido durante una semana a jóvenes gitanos con formación universitaria procedentes de diferentes países europeos con el objetivo de apoyar y motivar al alumnado del barrio de San Roque en Badalona.

Probablemente uno los principales factores que más desmotiva y dificulta que gitanos y gitanas se decidan a estudiar más allá de la educación obligatoria sea la falta de referentes positivos cercanos, es decir, la ausencia de otros gitanos o gitanas, mayores que ellos, que hayan decidido cursar estudios superiores y lo hayan conseguido con éxito. Precisamente, para intentar incidir en este aspecto, la asociación gitana Kali Zor ha reunido a un grupo de gitanos y gitanas de diferentes países europeos con formación universitaria para trasladar un mensaje de motivación a los alumnos de diferentes centros educativos del barrio de San Roque.

Esta es la segunda ocasión en que la asociación badalonesa ha realizado un intercambio juvenil. La primera fue hace justo un año, en aquella ocasión el intercambio empleó el deporte como herramienta para combatir el racismo. Esta vez, Kali Zor ha reunido a 18 jóvenes gitanos con trayectorias de éxito académico procedentes de Hungría, Albania y Rumanía.

Durante una semana, los participantes del intercambio juvenil han podido conocer el contexto y la historia del barrio de San Roque, y con la ayuda del equipo de profesionales de Lo Relacional, han conseguido crear una escenificación con la que trasladar sus mensajes de apoyo y motivación al alumnado de las escuelas Baldomer Solà, Lestonnac y Eugeni d’Ors.

Durante el acto, que tuvo lugar el viernes 23 de septiembre en la escuela Eugeni d’Ors, los participantes del intercambio internacional explicaron sus trayectorias vitales y expresaron sus expectativas para el futuro. Andrea, una joven estudiante de medicina de Rumanía, explicó que lo que le empujó a estudiar fue “el deseo de ser alguien en la vida y porque quería ayudar a otras personas. Y aunque pasamos dificultades económicas en casa, pude recibir una beca en mi segundo año, y ahora quiero convertirme en una doctora famosa y conservar mi espíritu gitano”.

Y es que otro de los obstáculos que deben afrontar los gitanos y gitanas que deciden estudiar es el miedo a perder parte de tu identidad personal y cultural. Sin embargo, actividades como ésta, en la que alumnos de primaria y secundaria pueden conocer a jóvenes gitanos con formación superior, facilita que puedan deshacerse poco a poco viejos clichés. Para Alfonso Amaya, presidente de Kali Zor,  el objetivo de este intercambio es “generar un impacto en la comunidad gitana del barrio y ayudar a reducir el absentismo escolar”, y aunque nos indica que en este ámbito “hay varios asuntos que deberían trabajarse, ya que cada familia tiene unas circunstancias diferentes, nosotros con este proyecto queremos aportar nuestro granito de arena”.

Sobre el autor

Pedro Casermeiro Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies