El Centro Cultural Gitano de la Mina organiza una conferencia sobre Camarón de la Isla

El Centro Cultural Gitano de la Mina organiza una conferencia sobre Camarón de la Isla

El viernes 1 de Julio, el Centro Cultural Gitano de la Mina, organizó una conferencia sobre la figura de Camarón de la Isla en la Biblioteca Font de la Mina con la participación del productor musical Ricardo Pachón.

El Flamenco ha sido probablemente el vehículo a través del cual los gitanos españoles han podido expresarse y compartir más cosas con el resto de la sociedad a lo largo de la historia. Para muchos, la verdadera historia gitana, explicada por los propios gitanos, no es otra que el propio flamenco. En las letras de sus cantes arcaicos, y de las emociones que emanan de ellos, se pueden fácilmente vislumbrar las vivencias y la emocionalidad del pueblo gitano español de los últimos tres siglos.

Uno de los intérpretes más insignes de este estilo musical ha sido Camarón de la Isla, quien consiguió llevar el flamenco, en la década de los setenta y ochenta, donde nunca antes había llegado, generando seguidores en todos los rincones del mundo, tanto gitanos como gachés. José Monge Cruz, Camarón de la Isla, se convirtió desde muy joven en el artista más querido por los gitanos, dando el relevo a artistas como Manolo Caracol y Antonio Mairena, y reinventando el flamenco junto al guitarrista Paco de Lucía. Casi 25 años después de su prematura muerte, Camarón sigue siendo la referencia para los artistas noveles, y sigue siendo el artista flamenco más venerado dentro y fuera de la comunidad gitana.

Camarón ha marcado el “antes y después” del Flamenco, y forma ya parte de la historia gitana para siempre. Y con el objetivo de acercarnos un poco más la figura de Camarón de la Isla, el Centro Cultural Gitano de la Mina, y enmarcado en la celebración de los 600 años de la llegada del pueblo gitano a Cataluña, organizó la conferencia “Camarón nuestro”, una conferencia impartida por Ricardo Pachón, amigo personal y productor musical del disco más vendido de Camarón de la Isla: “La leyenda del tiempo”.

En la presentación del acto, Rafael Perona, presidente del Centro Cultural Gitano de la Mina, realzó la importancia de la figura de Camarón para el pueblo gitano: “precisamente cuando nosotros empezamos a perder nuestro idioma es cuando nace el cante flamenco. Dejamos nuestro idioma pero buscamos otra forma de comunicación, esa forma de comunicación es el flamenco, y podemos decir hoy día, que nuestro gran comunicador es José Monge Cruz”.

En su ponencia, Ricardo Pachón, realizó una biografía del artista apoyado por audiciones y grabaciones, que en algunos casos son aún inéditas. Explicó su trayectoria personal y profesional, resaltando que “José era mejor persona que cantaor”. Sobre su figura como artista, Ricardo enfatizó que revolucionó y transformó las bulerías y los tangos, que son los estilos más populares y festivos del flamenco.

Tras la audición de una soleá de Camarón de la Isla en la que apenas contaba con 16 años de edad, Ricardo Pachón aprovechó para explicar que uno de los principales aspectos que el pueblo gitano aporta a la música es la respiración, impostando la voz con el diafragma y enlazando letras sin respirar.

Pachón también quiso hablar muy brevemente sobre la historia del flamenco y explicó cómo este, en sus primera fases, era un arte familiar y comunitario, y que su principal uso se daba en el marco de celebraciones o reuniones exclusivamente gitanas, en una fase que se conoce como flamenco hermético. “El flamenco permaneció en el seno de las comunidades gitanas durante mucho tiempo, hasta el punto de que los gitanos nunca cantaban delante de los gachés”, y continuó explicando la anécdota del General Miera, “gran aficionado al flamenco y que acudió a un bar a Triana donde se reunían los Caganchos, los Pelaos, la gente que cantaba bien por siguiriyas y por martinete, y no lo dejaron entrar. Por supuesto, se quedó fuera escuchando y se emocionó tanto, que le dio a un camarero un sobre con 500 ó 1000 pesetas de la época para que se lo entregase a Juan el Pelao. A la mañana siguiente fue Juan el Pelao y le devolvió el dinero, y le dijo que música pagada no suena”.

Sobre el futuro del panorama flamenco, Ricardo Pachón explicó que “el flamenco es un arte de comunicación circular. El flamenco como funciona es en una reunión, una reunión en la que no hay espectadores, sino participantes. He tenido la suerte de estar en esas fiestas maravillosas de Utrera, de Jerez o de Morón, y creo que ese flamenco está desapareciendo y está siendo substituido por el espectáculo, que es un arte de comunicación frontal. Tú pagas tu butaca, te sientas y ves lo que te echen ahí, que es cómo funciona la música clásica, el rock, un público que paga y se sienta, entre los que no hay interacción. Ese flamenco tan puro y emocionante, ese flamenco de partirse la camisa, de ese flamenco cada vez queda menos”.

Sobre el autor

Pedro Casermeiro Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies