CULTURA

El movimiento asociativo gitano

En un contexto de diversidades, como hemos visto, tiene lugar una escolarización progresiva, empiezan a darse nuevos roles y surgir nuevos cultos, y nace en este momento, también, el movimiento asociativo gitano, como veremos ahora en profundidad, de la mano de la Iglesia Católica. Pero hay que decir que si bien la Iglesia dio el impulso a mediados de los sesenta, en algunos lugares se iniciaron las primeras asociaciones laicas de carácter étnico y reivindicativo. Todo esto ocurría años antes de la democracia.

Humberto García [1] hace un repaso por su historia años más tarde. Siguiéndolo vamos a adentrarnos en los hechos y acontecimientos desde los inicios hasta la actualidad:

Entre 1958 y 1970 se dan los primeros movimientos a favor de los gitanos, aunque son movimientos que no siempre cuentan con gitanos y gitanas.

Como decíamos, el inicio tiene lugar en la iniciativa oficial de la Iglesia Católica en 1958, con la creación de los estatutos fundacionales para la obra asistencial y moral en favor de los nómadas.

En 1964 se aprueba la Ley de Asociaciones.

Años más tarde, en septiembre de 1965, se celebra el I Congreso Internacional de Apostolado Gitano en la ciudad italiana de Pomezia. Paralelamente a estos acontecimientos, tiene lugar en España y Cataluña el inicio de una serie de convivencias y peregrinaciones, entre 1964 y 1968. Las experiencias iniciales, dispersas y fruto de iniciativas muy localizadas, se van organizando, y dan lugar en Barcelona la creación del Primer Secretariado Gitano, 1966.

El inicio claro del Movimiento Asociativo Gitano se da entre 1971 y 1978. Los 70 vienen caracterizados por el nacimiento de varias asociaciones de carácter civil y aconfesional dentro del proceso general de movilización social en el transcurso de agonía del régimen dictatorial y la posterior inauguración de la democracia.

Entre 1982 y 1996, se generaron grandes expectativas. De hecho, es en esta etapa donde se impulsaron acciones específicas dirigidas a las comunidades gitanas y se crearon órganos de participación de carácter consultivo a los que tendrán acceso las organizaciones gitanas.

Las administraciones locales empiezan a interesarse por los problemas que viven las comunidades gitanas, propiciando medios y personas, aunque que con más buena voluntad que conocimiento de la situación y capacitación técnica.

Surgimiento de las primeras Federaciones de Asociaciones Gitanas.

En 1985 se aprueba la Proposición no de Ley que acuerda la creación de un Órgano Administrativo para llevar a cabo Programas de Desarrollo del Pueblo Gitano en el Estado español.

Creación de la Unión Romaní en 1986, promovida por Juan de Dios Ramírez Heredia, diputado por el Partido Socialista en ese momento.

La aparición en diciembre de 1986 del diario quincenal Nevipens Romaní (editado por la Unión Romaní –y en la actualidad por el Instituto Romanó), que nace con la pretensión de servir de órgano de expresión de los problemas e inquietudes de los gitanos .

Puesta en marcha del Programa de Desarrollo Gitano 1988.

Convocatoria de subvenciones con cargo a la asignación tributaria del I.R.P.F., que desde 1989 contempla la posibilidad de subvencionar programas por el Pueblo Gitano.

Celebración en 1993 del I Congreso Nacional Los Gitanos en la Historia y la Cultura, en Granada, hito importante en la historia reciente de la comunidad gitana.

La celebración del I Congreso Gitano de la Unión Europea, en Sevilla, en 1994.

En esta etapa se crean también la mayor parte de las asociaciones de mujeres gitanas, lo que da un impulso al papel de las mujeres, tanto dentro como fuera de su ámbito cultural.

En 1997 se celebra el I Congreso Europeo de la Juventud Gitana, en Barcelona, que da la oportunidad a los jóvenes de expresar sus inquietudes y compartir experiencias.

En esta etapa comienzan a surgir asociaciones y federaciones, raíz del movimiento evangélico en muchas ciudades.

Nace el Partido Nacionalista Caló, el primer partido político gitano.

En 2010, en la ciudad de Córdoba, se lleva a cabo la Cumbre Europea sobre Gitanos

[1] Humberto García (1995), “El movimiento asociativo gitano: claves para un diálogo intercultural” en Los gitanos en la historia y la cultura. Actas de un Congreso, Granada: Junta de Andalucía, Consejería de Trabajo y Asuntos Sociales. Delegación Provincial de Granada.
(1999), “El movimiento asociativo gitano: retos de futuro” en Los gitanos andaluces. Nº 30, monográfico. Sevilla: Demófilo. Fundación Machado.
Escrito por Carme Méndez.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies