ARTE

Los gitanos en las artes plásticas

Helios Gómez

Helios Gómez Rodríguez, es un artista incombustible, condenado a un relativo olvido, debido a una fuerte  vinculación al movimiento anarquista y comunista. La pertenencia a estos movimientos políticos marcará la vida y la trayectoria artística de este pintor gitano también conocido como el “Artista de la corbata roja”.

Helios siempre rindió homenaje al sevillano barrio de Triana que le vio nacer en 1905. Ya en su adolescencia se inicia en el mundo del arte al trabajar de pintor en la fábrica de cerámica de la Cartuja de Sevilla, y pese sus humildes orígenes, se las ingenia para asistir a clases nocturnas de Bellas Artes. En esta temprana edad contacta con los círculos anarquistas andaluces a los cuales se adhiere y milita desde 1923. Su formación como pintor se incrementa al irse a vivir a Barcelona donde pronto entra en contacto con los nuevos movimientos artísticos europeos de las Primeras vanguardias. Sus primeras obras están muy influenciadas por el cubismo, que poco a poco va abandonando para adoptar un arte más acorde al movimiento obrero que será el gran leitmotiv de sus obras. Pronto le llega la oportunidad de exponer en sitios de renombre como el Kuursal de Sevilla, el Ateneo de Madrid y en la galería de vanguardias Dalmau de Barcelona. Todo este despliegue de actividad artística no le hace abandonar sus reivindicaciones políticas que lo harán  caer bajo persecución policial al entrar en el poder la dictadura de Primo de Rivera, hecho que le llevará a estar durante largos periodos en el extranjero.

“Evacuación”, 1937. Pintura a l’oli. ↵

En 1927 se le puede ver en París, de donde de pronto será expulsado por participar activamente en las manifestaciones en contra de la ejecuciones de los Anarquistas Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti. Esto le hará comenzar una larga marcha que lo llevará a Amsterdam y Viena, para más tarde residir en Bruselas donde participará en la ilustración del libro Rien qu´un homme de Max Deaville, también expone en el Café des Arts y en la Lanterne Sourde . Estas exposiciones ponen al pintor a la altura de artista internacional. Sus éxitos le harán entrar en contacto con el pintor Peter Alma del que será gran amigo y le acercará a la vanguardia marxista Progressive Kunst de Colonia que influirá de forma profunda en el arte de Helios y le dará la oportunidad de viajar a la U.R.R.S. como delegado de entidades culturales que promueven el arte soviético en Europa. Más tarde residirá en Berlín en 1930 y publicara su la serie Días de Ira. Pero permanecerá poco tiempo en la capital germana ya que el fin de la dictadura de Primo de Rivera le permite volver a España y estar fuera de la clandestinidad. Un año después participa en la lucha social escribiendo en la prensa comunista, en diarios como L´Hora, L´Opinió y La Batalla. Y es en esta fecha y tras su estancia en la U.R.R.S donde abandona la militancia anarquista y se integra dentro del comunismo antistalinista dentro de la Federación Comunista Catalano-Balear(F.C.C.B.). En esta misma época sale a la luz su serie revolución Española.

En 1932 y debido a su trabajo para el partido Comunista es detenido e ingresa en el Penal de Jaén, donde gracias a las gestiones de su amigo Peter Alma será liberado bajo fianza y colabora en el congreso de artistas proletarios de Moscú. La larga huelga de los mineros belgas de Borinage marcará el estilo artístico del pintor el cual se alejará definitivamente de las líneas de realismo soviético que propaga el partido y se centrará en el cartelismo y las artes gráficas que considera el verdadero espacio creativo para un verdadero arte proletario. Tras los lamentables sucesos de Asturias(1934) publica su serie más conocida Viva Octubre.

Cartell sobre la revolta d'Asturies l'any 1934. ↵

Cartell sobre la revolta d’Asturies l’any 1934. ↵

A las puertas de la guerra civil Helios es nombrado presidente del recién creado sindicato de Artes Gráficas, y ya en 1936 se le puede ver en las barricadas de Barcelona combatiendo a las fuerzas rebeldes, será nombrado comisario político de la U.G.T. y participará activamente en la contienda civil, llegando a organizar la Columna Ramón Casanellas. Será apartado del frente acusado de asesinar a un capitán de su propio bando y será perseguido por el comunismo Stalinista acusado de troskista y libertario lo cual le llevará a abrazar de nuevo el anarquismo. Aun así seguirá publicando obras en diferentes periódicos de corte sindical como el Frente, diario vinculado a la C.N.T. Organizará también una exposición sobre Durruti. Participa en exposiciones colectivas de la Generalitat donde destacará su óleo Evacuación que hoy día se puede ver en el museo MNAC de Barcelona.

La derrota republicana le llevará a diferentes campos de concentración, primero en Francia y después en Argelia. En 1942, ya liberado, volverá a España donde creará el grupo Liberación Nacional Republicana en 1944, lo que le llevará a ser encarcelado de 1945-1946 y de 1948 -1954. Pintará la Capilla gitana, en la fatídicamente conocida prisión Modelo de Barcelona, obra mural que aún hoy día se está luchando para su conservación, fue blanqueada pero en 1996 se pudo recuperar la obra. Debido a su encarcelamiento su salud se resiente gravemente y muere en Barcelona en 1956.

La obra y la vida de Helios Gómez está marcada por una vigorosa actividad que le mantiene en una profunda conexión con el pulso social de la agitada época que le tocó vivir. En su primeras exposiciones en el Kuursal de Sevilla vemos un arte que nos acerca al mundo gitano, pronto la influencia del futurismo y el cubismo le atrapan y empieza a usar formas con un nuevo lenguaje vivo, de trazo fuerte y dinámico, que caracterizará su obra, Sus temas siempre serán duros, directos y de gran realismo narrativo. Tras sus viajes por Europa entra en órbita soviética pero las directrices del partido no podrán encasillar el estilo vivaz y libertario de nuestro pintor. De hecho es en este periodo cuando abraza el grafismo y el cartelismo adentrando en un arte del pueblo y para el pueblo donde los temas estarán marcados por los acontecimientos que padecen la clase trabajadora como en sus series Viva Octubre, Revolución Española y Días de Ira.

Su colofón final la Capilla gitana es una vuelta a los orígenes un mirar a un atrás tranquilo y sosegado a sus primeros días casi puede verse en el trazo más sinuoso como el artista busca una concordia existencial plasmada en la calidez de la mirada de la virgen y el inusual colorismo de esta obra.

Escrito por Daniel Díaz.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies