El Antigitanismo en el centro del debate el Día Internacional contra el Racismo

El Antigitanismo en el centro del debate el Día Internacional contra el Racismo

El pasado lunes 25 de marzo, el Museu Marítim de Barcelona acogió la conferencia  “Estrategias de Lucha Contra el Antigitanismo” organizada por el Ayuntamiento de Barcelona y en la que se expusieron diferentes acciones para superar el racismo estructural que afecta a la población gitana.

Con motivo del Día Internacional contra el Racismo, el Ayuntamiento de Barcelona ha organizado diferentes actos a lo largo de toda una semana con el fin de profundizar en la comprensión de las causas y consecuencias que tiene el racismo tiene en nuestra sociedad. El antigitanismo, el tipo de racismo específicamente dirigido hacia al Pueblo Gitano, ocupó un lugar especial dentro de la programación del Ayuntamiento y contó con una conferencia propia en la que se compartieron diferentes modos de combatir el antigitanismo.

La jornada empezó con un vídeo en el que Soraya Post, eurodiputada gitana y que en un inicio tenía prevista su presencia personal en la conferencia, lanzó un mensaje de ánimo al público de las jornadas para combatir el antigitanismo. A continuación comenzó la mesa de debate compuesta por Ismael Cortés, investigador y profesor de la Cátedra Unesco de Filosofía para la Paz, Sandra Heredia, miembro de Fakali y del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, Pedro Vargas, técnico del servicio de asistencia jurídica de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña, y María Rubia, vicepresidenta del Consejo Municipal del Pueblo Gitano de Barcelona.

Ismael Cortés presentó el recién creado “Comité para la Verdad, la Reconciliación y la Memoria”, la principal de las líneas de trabajo que, a nivel europeo, se derivan de la resolución del Parlamento europeo de 2017 con la que se insta a combatir el antigitanismo. El objetivo principal del comité es reconocer las raíces de la discriminación que afecta al Pueblo Gitano, reforzar las estructuras sociales e institucionales para combatir y monitorizar los casos de racismo y producir un libro blanco que recoja de manera detallada los casos de discriminación, históricos y presentes, y a partir de ese momento poder establecer medidas específicas que puedan orientarse hacia la reconciliación.

A continuación, Sandra Heredia describió diferentes acciones que, desde el movimiento asociativo gitano, se están desarrollando para combatir el antigitanismo y el discurso de odio que encontramos en las redes sociales y los medios de comunicación. Además de subrayar la importancia de campañas de sensibilización, la denuncia pública o la creación de alianzas para abordar el problema por parte del movimiento asociativo, Sandra destacó que “muchos gitanos y gitanas, más allá de las entidades, se están posicionando contra el antigitanismo y el discurso de odio en las redes sociales de manera muy activa”.

En su turno, Pedro Vargas describió las diferentes herramientas que ofrece el ordenamiento jurídico para luchar contra el antigitanismo. Vargas se detuvo especialmente en la Ley de Delitos de Odio y argumentó la idoneidad de “cambiar la definición que establece el código para los delitos de odio y sustituirla por delitos de discriminación, ya que la actual definición desenfoca el objetivo originario de la ley y permite que se utilice por diferentes movimientos políticos o populistas como arma arrojadiza y se distorsione la protección de los actos discriminatorios contra el pueblo gitano”. Pedro Vargas también explicó la necesidad de “conseguir una ley para la igualdad efectiva de los gitanos y gitanas similar a la realizada para la igualdad efectiva de la mujeres” que recoja, entre otros aspectos, “la inversión de la carga de prueba –esto es, que ante un hecho discriminatorio el que tenga que demostrar la inocencia sea el supuesto culpable–, medidas educativas que promuevan la igualdad, regular la igualdad en medios de comunicación de titularidad pública o planes de igualdad en empresas y organismos públicos  donde se establezca un sistema de cupos”.

María Rubia explicó cómo debería ser el combate contra el antigitanismo  desde el punto de vista asociativo local. María esgrimió que “la sociedad debe aceptar e interiorizar su enfermedad, tiene que aceptar que es víctima del antigitanismo”, y apuntó la responsabilidad de los poderes públicos “en tanto que garantes de los derechos humanos”. María también animó a la sociedad civil a involucrarse de manera transversal en la lucha contra el antigitanismo, “el pueblo gitano necesita que se implique toda la sociedad, todas las activistas, las feministas y todas las personas que se dicen defensores de los derechos humanos”.

Para concluir la conferencia, Lola López, Comisionada de Inmigración, Interculturalidad y Diversidad Cultural del Ayuntamiento de Barcelona realzó valores gitanos que deberían ser ejemplo para toda la sociedad en la actualidad, el valor de la libertad y la resistencia anticapitalista.

 

Sobre el autor

Pedro Casermeiro Pedro Casermeiro
Pedro Casermeiro és llicenciat en Psicologia per la Universitat de Barcelona. És membre de la directiva de Rromane Siklǒvne i de la Fundació Privada Pere Closa. Pedro també es formador en llengua romaní i coordinador del “Museu Virtual del Poble Gitano a Catalunya”.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies